Cómo activar los controles parentales en iPhone y iPad

Cómo activar los controles parentales en iPhone y iPad

La privacidad no es un juego.

Compartir

Hace unos días hablábamos sobre la conveniencia de prestar a un niño un iPad para su entretenimiento. No es una mala opción siempre y cuando se sigan ciertas pautas y aquello no se convierta en un instrumento para anular al crío durante unas horas.

Y son muchos los usuarios que desconocen que se pueden restringir muchas de las opciones de nuestros dispositivos para que los más pequeños lo utilicen sin cometer ningún tipo de riesgo. Si no sabes cómo, te echamos una mano y te indicamos cuál es la mejor manera de hacerlo.

Fuente: PopSugar

Te puede interesar | La caja de iPhone Xs y XR no incluirá un adaptador Lightning a jack de 3,5 mm

Cómo activar los controles parentales en iPhone y iPad

  • Vete a Ajustes>General>Restricciones.
  • Pulsa Activar restricciones y crea un código de 4 dígitos para las restricciones. Es muy importante que no olvides este código, te hará falta para desactivar las restricciones en un futuro. En caso de perderlo, solo podrás recuperar las funcionalidades completas de tu dispositivo restaurándolo como iPhone o iPad nuevo.

¿Qué puedo restringir?

El uso de Safari, la cámara, FaceTime, AirDrop, Siri y CarPlay. Y no es solo eso, puedes evitar que alguien instale o elimine aplicaciones o haga compras dentro de las mismas. Es por tanto una forma segura de evitar disgustos posteriores. Y alguien puede pensar que esto no ocurre al existir muchos dispositivos con huella. Sí, y padres que graban la huella de sus hijos para que utilicen el iPad o iPhone libremente.

Me preocupa que pueda ver algo inadecuado en internet

Lo mejor es por tanto restringir Safari, el propio navegador. Puedes seleccionar opciones como Todos los sitios web, Limitar contenido para adultos o autrizar los sitios que desees en Solo determinados sitios web.

Como puedes apreciar, hay tantas opciones como quieras. Te recomendamos que las explores y pongas en práctica si tus pequeños suelen trastear con el iPhone o el iPad. Y lo mejor de todo es que es un proceso reversible, gracias al código de 4 dígitos.