¿Qué podemos esperar de Apple tras la keynote?

¿Qué podemos esperar de Apple tras la keynote?

Compartir

A dos días tras la keynote es el momento de recuperarnos de todo lo acontecido, de lo que nos ha presentado Apple en un evento sin parangón. Si hacemos un resumen muy poco serio, podríamos decir que son los iPhone más caros que nunca, y que indefectiblemente se han vuelto locos.

Pero no es el momento de dejarse llevar por algo tan obvio. Apple nunca ha fabricado precisamente baratos y la subida de precios no es solo en Cupertino. ¿Recordamos el precio de partida de dispositivos como el Samsung Galaxy Note9 o el One Plus 6? La tendencia alcista es una realidad para todos.

Fuente: Apple

Te puede interesar | 6 cosas que no tienen los iPhone XS

Algunas reflexiones tras la keynote

Que los árboles no nos impidan ver el bosque

Muchos olvidan que la keynote comenzó con un nuevo reloj inteligente, el tan esperado Apple Watch Series 4. Un cambio de diseño con mejor y más amplia pantalla, muchas funcionalidades orientadas a la salud. Tanto que puede monitorizar tu corazón y realizar electrocardiogramas.

No, no todo es iPhone. Quizás sea el gran tapado si bien Apple abrió la keynote con él y le dedicó bastante tiempo. De lo que no cabe duda es que el Apple Watch ha ido subiendo en calidad desde su aparición. Cada versión ha mejorado a la anterior. Lo relativamente asequible de su precio, su bonito diseño y prácticas funcionalidades le hacen brillar muy por encima de otros relojes inteligentes. Apple, en este caso, lo ha vuelto a hacer. De hecho, sus reservas van a buen ritmo.

Lo mejor de los iPhone, dentro

Los iPhone XS y iPhone XS Max son de diseños similares al iPhone X, que queda descontinuado. Era un secreto a voces que esto ocurriría, y ya se rumoreó a principios de este año. Las novedades, aparte de mejoras en la cámara y que están auspiciadas por el brutal procesador, se verán apuntaladas por un GB extra de memoria RAM y doblar la capacidad de almacenamiento hasta los 512 GB.

Apple ha querido distanciarse de Android, que viene apretando fuerte con los procesadores SnapDragon 845 que pueblan sus dispositivos. Aquí hay una vuelta de tuerca más, un procesador construido bajo el proceso de 7 nanometros. Esos 6 núcleos lo hacen ir más rápido, más potente y más eficiente energéticamente que ninguno. Y esto conlleva una duración mayor de la batería.

Si el aclamado A11 biónico ya parecía bueno, y lo es, aquí Apple ha hecho los deberes. Y en Apple se juega con ventaja. Diseñar su propio sistema operativo que hace que la maquinaria encaje como un reloj suizo. Estamos a la espera de poder analizar los resultados de los benchmarks que irán apareciendo de aquí a poco, pero la cosa promete.

Y si nos referimos al iPhone barato, con un precio base de 859 euros, el iPhone XR tiene la pinta de barrer en el mercado. Es un dispositivo que puede estar al alcance de muchos y que dispone del mismo corazón que sus hermanos mayores. La atrevida gama de colores, algo inédito desde el año 2013 con el iPhone 5c, quizás pretenda llegar aun sector amplio de público.

Una pantalla LCD Retina Líquida de 6,1 pulgadas darán vida a un teléfono llamado a comerse a parte de la gama alta de Android. Quizás muchos usuarios valores su compra, ya no solo porque se trata de un dispositivo que apunta buenas maneras, sino por contar con las ventajas de un fantástico servicio postventa y mayores posibilidades de reventa futuras, con menor depreciación.

Y habló Tim Cook

Y dijo que Apple es para todo el mundo. Sí, para todo el mundo que esté dispuesto a pagarlo y pueda. Personalmente me llevo la impresión con la discontinuación del iPhone SE que Apple se ha cargado uno de sus teléfonos señeros, ya no solo por diseño y prestaciones, sino por precio.

Sí, nos queda el iPhone 7, con una diferencia de 0,7 pulgadas con respecto al iPhone SE y un procesador más avanzado, pero desde 529 euros. Porque de lo que de momento no hay noticias es del iPhone SE 2. Se rumoreó su salida en el evento educativo de marzo en Chicago y parece que las opciones se diluyen con el paso del tiempo.

¿Hacia dónde camina Apple? A ser la punta de lanza de las empresas tecnológicas y a marcar el camino a seguir por el resto de fabricantes. Solamente hay que ver lo que pasó con el notch o la retirada de la entrada clásica de auriculares. Mientras lees esto, Apple sigue haciendo caja y el tiempo de espera para recibir un iPhone XS aumenta. Por algo será ¿no?