Por qué no deberías comprar un iPhone XS ni un iPhone XS...

Por qué no deberías comprar un iPhone XS ni un iPhone XS Max

Compartir

Recientemente Apple presentó tres nuevos teléfonos móviles: el iPhone XR, el iPhone XS y el iPhone XS Max. La compañía de la manzana mordida destacó todos los puntos fuertes de sus dispositivos en una keynote llena de sorpresas y divertidas anécdotas. Pero… ¿cuáles son sus puntos débiles?

Del mismo modo que te recomendaremos una serie de razones para comprar el iPhone XS y el iPhone XS Max, en este artículo también te invitaremos a descubrir algunos motivos por los cuáles no deberías comprar dichos dispositivos. Pero no nos confundamos, no te estamos recomendando NO comprar los iPhone XS, sino indicándote sus desventajas. La decisión, por supuesto, siempre será tuya.

Te puede interesar | Precios oficiales de iPhone XR, iPhone XS y iPhone XS Max

Razones para NO comprar un iPhone XS

Precio

No cabe duda de que una de las razones más obvias para no comprar el iPhone XS y/o el iPhone XS Max tiene que ver con su elevadísimo precio. El modelo de la línea XS más barato cuesta 1.159 euros y el más caro cuesta 1.659 euros, convirtiendo de este modo al iPhone XS Max en el iPhone más caro de la historia. Si bien es cierto que la tecnología avanzada tiene un coste más que justificado, no deberías gastarte más de 1.000 euros en un teléfono solo para navegar por la web, subir fotos a Instagram y chatear por WhatsApp.

Y si este motivo no te convence, siempre puedes analizar las palabras de Tim Cook entorno a los precios de los nuevos dispositivos:

“QUEREMOS SERVIR A TODOS. HEMOS COMPRENDIDO QUE HAY UNA AMPLIA VARIEDAD DE LO QUE LOS CLIENTES ESTÁN BUSCANDO Y UNA AMPLIA VARIEDAD DE PRECIOS QUE LA GENTE PAGARÁ.”

Diseño continuista

Apple sigue en su línea. Hace un par de años criticábamos a la compañía por seguir ofreciendo el mismo diseño continuista con sus modelos iPhone 6, iPhone 6 Plus, iPhone 6s, iPhone 6s Plus, iPhone 7, iPhone 7 Plus, iPhone 8 y iPhone 8 Plus. Es decir, prácticamente el mismo diseño desde 2014 hasta 2017. Y ahora parece que todo vuelve a suceder de nuevo, puesto que el iPhone XS y el iPhone XS Max son exactamente idénticos al iPhone X presentado el año pasado. ¡Queremos más innovación!

Notch

Aunque bien es cierto que la inmensa mayoría de fabricantes Android han plagiado el mismo diseño con “notch” del iPhone X, del iPhone XR, del iPhone XS y del iPhone XS Max… no podemos engañarnos. Seamos sinceros, la estética visual del notch es horrible. Y también es muy poco funcional. ¿Qué manía le ha dado a Apple con aprovechar cada milímetro de la carcasa de sus terminales?

Por no mencionar el hecho de que el notch tapa una pequeña porción de la pantalla en la reproducción de videos y en la visualización de imágenes a pantalla completa. Sí, es una porción diminuta, pero a la mayoría de consumidores se les irá la vista hacia el notch en lugar del vídeo. Siempre puedes usar la reproducción de vídeo en un tamaño inferior (con bandas negras en los laterales), ¿pero de qué te sirve una pantalla tan grande si no la puedes usar?

Face ID

Face ID tiene un problema. No estamos hablando de que Apple no haya hecho un buen trabajo con la implementación de Face ID en su iPhone XS y en su iPhone XS Max. Nada más lejos de la realidad. Es más, la compañía de la manzana mordida ha introducido mejoras en la eficiencia de esta tecnología. De hecho, el reconocimiento facial ha estado presente entre los smartphones desde hace algunos años, y Apple ha logrado incrementar su nivel de seguridad. Pero hay un problema con Face ID, y tiene que ver con el reemplazo y el adiós definitivo de Touch ID

El problema reside básicamente en que la funcionalidad Face ID no está tan bien adaptada a situaciones específicas como sí lo estaba Touch ID. El reconocimiento facial no funciona bien en condiciones de poca iluminación y cuando es complicado apuntar al rostro. Por ejemplo, digamos que estás tumbado en el sofá y tu iPhone XS está en la mesa. Con Touch ID podrías perfectamente desbloquearlo mientras estás tumbado, pero con Face ID tendrás que reincorporarte para alcanzar el teléfono.

Cámara

A excepción de la implementación de funciones como Smart HDR y control del campo de profundidad del efecto bokeh, Apple no ha incluido apenas mejoras en las cámaras del iPhone XS y del iPhone XS Max. La cámara dual de los dispositivos sigue ofreciendo 12 Mpx con gran angular y teleobjetivo. Aunque la cámara FaceTime ha dado el salto de 7 Mpx a 12 Mpx, pero da la sensación de que solamente han aprovechado la potencia del nuevo procesador para incorporar más novedades a nivel de software, dejando a un lado las novedades a nivel de hardware.

En definitiva, basándonos en estas razones, no deberías comprar el iPhone XS ni el iPhone XS Max. Especialmente si tienes un iPhone 8, un iPhone 8 Plus o un iPhone X. Simplemente, no merece la pena.