Apple Watch Series 4: un reinicio total a los relojes de Apple

Apple Watch Series 4: un reinicio total a los relojes de Apple

Compartir

Recientemente, pudimos presenciar la keynote en la que Apple presentó al mundo sus últimos productos. Muchos esperaban que todos los focos se centraran, como es costumbre, en el iPhone Xs, el iPhone Xs Max y el iPhone XR, especialmente cuando no se molestaron en hablar de nuevos iPad Pro o Mac. Sin embargo, lo cierto es que no somos pocos los que pensamos que, esta vez, el principal protagonista ha sido el nuevo Apple Watch Series 4, que tras varios años en el mercado, ha recibido un importante rediseño.

La nueva generación del reloj de Apple, que ya introducimos brevemente el día del evento, ha sido completamente reconcebido, hasta el punto de que lo único que le queda de pasadas generaciones son las correas. En cualquier caso, la compañía se ha centrado especialmente en tres aspectos fundamentales, que hoy os presentaremos en detalle. Y sí, también hablaremos de los precios, para los impacientes que ya quieren tener uno en su muñeca.

El diseño: cada milimetro aprovechado al máximo

El nuevo Apple Watch Series 4 mantiene la esencia de las pasadas generaciones, con una forma cuadrada cuyos bordes han sido redondeados cuidadosamente, como de costumbre. Podremos elegir entre aluminio y acero, pero la primera gran diferencia que podremos apreciar, es que estos materiales ya solo están en su marco. La parte inferior del reloj ahora combina el cristal de zafiro y la cerámica para proteger tanto el nuevo sensor de frecuencia cardiaca óptico como el eléctrico.

La corona digital también ha sido rediseñada para ofrecer dos nuevas características completamente nuevas. Para empezar, es capaz de emitir feedback háptico a la hora de interactuar con ella en los menús, además, se ha sumado un electrodo fabricado en titanio para poder permitir el uso de algunas funciones de salud avanzadas. Por otra parte, ahora se ha reducido el punto rojo característico de los Apple Watch con conectividad móvil a un pequeño círculo que rodea el electrodo de la corona.

Otros pequeños detalles del nuevo diseño, incluyen una nueva ubicación del micrófono del reloj, que ahora se situa entre el botón de apagado/Dock y la corona digital. Este cambio ha permitido que el altavoz pueda ser ampliado, para ofrecer un sonido más potente que el de sus predecesores.

Sin embargo, su mayor cambio se encuentra en la pantalla, que ha aumentado más de un 30% con respecto a las anteriores generaciones. Esta nueva pantalla, está mucho mejor integrada en el cuerpo del reloj con unos bordes redondeados. Con este avance, los usuarios tendrán la oportunidad de elegir entre dos nuevos tamaños: 40mm y 44mm. Y todo esto, en un reloj compacto, que ha logrado ser 0,7mm más delgado que el Apple Watch Series 3.

La salud: Apple apuesta más fuerte que nunca por nuestros corazones

Desde que el Apple Watch se lanzó, se ha enfocado mucho como un producto pensado para ayudarnos a cuidar de nuestra forma física. Con el paso de los años, se han ido añadiendo algunas mejoras como cambios en la forma de registrar nuestra frecuencia cardiaca, una aplicación más práctica para seguir nuestros entrenamiento, e incluso, una app para que podamos desconectar por unos minutos y recuperemos algo de tranquilidad con algo tan sencillo como respirar pausadamente.

Pero estos cambios, al final, tan solo eran un pequeño atisbo de lo que Apple planeaba para su reloj. Con el Apple Watch Series 4, no solo han mejorado el sensor óptico de frecuencia cardíaco para ser más preciso que nunca, sino que además han integrado un nuevo sensor eléctrico que combinado con el electrodo de la corona del reloj, permite realizar un electrocardiograma de una sola derivación, que ayuda a detectar la fibrilación auricular. Eso sí, por ahora el ECG tan solo podrá ser usado en EEUU.

Lo que sí que podremos usar en cualquier país, es la detección de caídas. Gracias a su nuevo acelerómetro y a su giroscopio, ahora el reloj es capaz de saber cuando se ha caído el usuario. En caso de que ocurra, mostrará automáticamente un acceso directo a la llamada de emergencia, y si el usuario no responde en un minuto, el Apple Watch iniciará automáticamente la llamada y compartirá la ubicación con los contactos de emergencia para lograr auxiliar al usuario lo más rápido posible.

Por otra parte, ahora también es capaz de avisar al usuario en caso de detectar unas pulsaciones demasiado bajas por un tiempo de 10 minutos, o cuando el pulso sea irregular. Todo ello, para proporcionarte aún más información sobre tu cuerpo, y si se da el caso, para encontrar a tiempo ciertos problemas de salud que podrían tener graves consecuencias.

Conectividad: para llegar donde tu móvil no puede

El pasado año, Apple logró traer una de las características más esperadas a su reloj con la conectividad móvil. El problema era que su implementación era bastante limitada, y países como el nuestro no tenían la oportunidad de comprar un reloj con estas capacidades. Este año, no solo se ha mejorado la capacidad de recepción del reloj con la nueva parte trasera de cristal de zafiro, sino que además, la lista de países compatibles ha aumentado considerablemente.

Se han creado diversos modelos del reloj con los que se suplen las distintas necesidades de cada uno de los 16 países en los que estará disponible esta opción. En España, por ejemplo, podremos hacer uso de este servicio con Vodafone y Orange, que son los operadores que han hecho los deberes para la llegada de la eSIM a nuestro país. Nuestro Apple Watch compartirá el mismo número que nuestra línea móvil, y podrá conectarse con la misma tarifa, tan solo será necesario activarlo a través de los ajustes del dispositivo.

Como recordatorio, los usuarios que usen esta funcionalidad podrán recibir y realizar llamadas, enviar y recibir mensajes, usar apps como Mapas o Mail, e incluso reproducir las millones de canciones de Apple Music sin necesidad de tener el iPhone cerca. Eso sí, aún hay que ver si el impacto en la batería es tan grande como el que se daba en el Apple Watch Series 3, en el que la autonomía se reducía de forma considerable.

Precios y disponibilidad

Todas las novedades que hoy os hemos presentado en este artículo tan solo son una parte de todos los cambios que ha sufrido el nuevo reloj, al final, se trata de la mayor evolución que ha sufrido la línea desde el primer modelo. Sí os han entrado ganas de comprarlo, os alegrará saber que el precio del reloj se mantiene en un nivel similar al de otros años, a pesar de que algunas versiones, como la de aluminio, han recibido mejoras en sus componentes como la pieza trasera de cerámica y cristal de zafiro.

Te puede interesar | El iPhone XS Max y el Apple Watch Series 4 parecen ser los más vendidos

Con el Series 4, se ha dejado atrás tanto la denominación Sport, asociada a la versión deportiva; como la Edition, que era la más lujosa de la línea. A partir de ahora, podremos seguir encontrando el Apple Watch de aluminio y cristal frontal ion-X, pero pertenecerá a la línea normal, al igual que la versión de acero y frontal de zafiro. Además, también se han renovado las colaboraciones con Nike y Hermès, que estarán disponibles de forma más limitada.

  • Apple Watch 40mm (Aluminio): 429 euros (GPS) / 529 euros (GPS+CELLULAR)
  • Apple Watch 44mm (Aluminio): 459 euros (GPS) / 559 euros (GPS+CELLULAR)
  • Apple Watch 40mm (Acero): Desde 699 euros (GPS+CELLULAR)
  • Apple Watch 44mm (Acero): Desde 749 euros (GPS+CELLULAR)
  • Apple Watch Nike+ 40mm: 429 euros (GPS) / 529 euros (GPS+CELLULAR)
  • Apple Watch Nike+ 44mm: 459 euros (GPS) / 559 euros (GPS+CELLULAR)
  • Apple Watch Hermès 40mm: Desde 1.299 euros (GPS+CELLULAR)
  • Apple Watch Hermès 44mm: Desde 1.349 euros (GPS+CELLULAR)

En definitiva, tenemos el Apple Watch que de verdad deberíamos haber tenido desde el principio. Un reloj que conseguirá afianzar la posición de Apple dentro del mercado, y que no solo atraerá nuevos usuarios, sino que además logrará convencer a muchos que ya lo tienen. Y es que da igual si tienes un Series 0 o un Series 3, esta actualización merece mucho la pena.