Las críticas de Steve Jobs eran útiles aun no siendo constructivas, según...

Las críticas de Steve Jobs eran útiles aun no siendo constructivas, según un ex-ingeniero de Apple

Stee era un genio con carácter

Compartir

No es precisamente un secreto, Steve Jobs tenía un carácter muy particular y muchas veces criticaba todo sin ningún sentido. Se han contado muchas historias al respecto por protagonistas que compartieron horas de trabajo con Jobs.

Hoy nos llega una nueva historia relacionada con el cofundador de Apple. Un ex-ingeniero de Apple que trabajó en iOS justo antes del lanzamiento del iPhone 4 ha realizado unas declaraciones interesantes.

Steve no era un “abusón”

La historia de hoy nos llega de la mano de Ken Kocienda, que recientemente ha lanzado un libro con historias de Apple. Este ingeniero trabajó con Jobs durante el período de desarrollo del iPhone 4, para él: “la época dorada de Apple”.

De sus declaraciones se puede extraer que no era fácil trabajar con Jobs.

Imagine que su jefe le dice directamente a su cara que su trabajo es “caca de perro”. Después, imagine que su jefe es Steve Jobs. Eso es lo que me pasó cuando estaba trabajando como ingeniero principal de software del iPhone durante los años de oro de Apple“.

El problema vino cuando estaban trabajando con la pantalla retina del iPhone 4. A Steve no le gustaban nada las fuentes sugeridas de Kocienda que llegó a preparar hasta 8 opciones diferentes.

Al final solucionó el problema gracias a unos amigos y decidieron cambiar la fuente Helvetica por Helvetica Neue. Cada letra parecía estar “perfectamente diseñada para la nueva pantalla”, por lo que Steve lo aprobó.

Te puede interesar | Lisa Brennan-Jobs revelará todos los secretos de Steve Jobs en un libro

Sin embargo a pesar de estos encontronazos, Kocienda admite que las criticas de Jobs eran eficaces a pesar de no ser constructivas.

A veces se tiene la visión de Steve Jobs como un matón o un abusón, la crítica puede ser eficaz incluso si no es constructiva. Steve no tenía ningún problema en criticar algo sin dar ninguna explicación. Si no le gustaba algo, lo decía. Sus respuestas eran directas y estaba dispuesto a decir que una idea no era buena, aunque no pudiera explicar por qué“.

Está claro que Steve era un jefe peculiar y que su forma de trabajo no tenia nada que ver con la que nosotros podíamos ver en público. Sin embargo sus métodos son los que consiguieron que Apple llegará hasta a cima.

Vía | The Wall Street Journal