Herida una mujer con quemaduras graves tras estallar su iPhone

    Esta semana, una mujer malasia sufrió graves quemaduras en su mano ocasionadas por el sobrecalentamiento de su iPhone mientras estaba cargando en su cama. Los componentes internos del hardware del smartphone se quemaron y toda la habitación se llenó de humo…

    Nur Filzah Abdul Rahman, mujer de 24 años, habló con un medio de noticias sobre el incidente ocurrido en la ciudad de Shah Alam, al oeste de Malasia. Al parecer, normalmente suele dejar su iPhone 5s cargando en el suelo de su habitación. Pero en esta ocasión, se quedo dormida con el iPhone muy cerca de su mano… ¡Qué mala suerte!

    La mujer sufrió quemaduras graves en su mano y en su muñeca, pero afortunadamente el incidente no ocasionó muertes ni ningún/a otro/a herido/a. Pero perfectamente podría haber acabado incendiando toda la casa, un infierno, una auténtica pesadilla en plena madrugada.

    Te puede interesar | Otro iPhone explota en una Apple Store de Hong Kong (y van 3)

    Cómo sucedieron los hechos

    Nur Filzah Abdul Rahman estaba durmiendo, eran las 04:20h de la madrugada y se despertó de repente con un dolor muy intenso en su muñeca. Miró hacia su izquierda y vio cómo el iPhone estaba totalmente quemado.

    «A las 4:20 a.m., me desperté al sentir mucho calor en mi cuerpo y pensé que solamente era un sueño. Pero cuando miré hacia la izquierda, mi mano movió el teléfono instintivamente y entonces pude sentir que mi brazo estaba inflamado.»

    Rápidamente, la mujer tiró su iPhone 5s al otro lado de la cama y se dio cuenta de que estaba súper caliente. Entonces, encendió las luces. Este es su relato:

    «Lancé mi teléfono al borde de la cama y encendí las luces, entonces vi que mi habitación se había llenado de humo y parecía que venía del colchón.»

    Acto seguido, Nur Filzah Abdul Rahman alertó a sus compañeros/as de piso para que la ayudaran a extinguir el fuego lanzando un cubo de agua sobre el colchón. Fue hospitalizada y tratada por quemaduras graves en la piel de su mano y de su muñeca.

    Fuente | Harian Metro