La publicidad en WhatsApp está a la vuelta de la esquina, eso...

La publicidad en WhatsApp está a la vuelta de la esquina, eso sí, “no será invasiva”

Llegan los anuncios

Compartir

Tras la compra de WhatsApp por parte de Facebook uno de los mayores temores era la posible llegada de publicidad a la app para que la gran red social rentabilizara su adquisición de más de 21.000 millones de dólares.

Hasta ahora todo se ha mantenido como estaba pero podría cambiar dentro de muy poco. El fundador de la aplicación no salió nada contento de Facebook y puede que la llegada de la publicidad fuera uno de los motivos.

La publicidad llegará a WhatsApp en 2019

Se trata de una confirmación real, no de rumores, el director de Facebook en Italia, Luca Colombo, ha comentado hace unas horas que la publicidad llegará a WhatsApp durante el primer trimestre de 2019. Facebook quiere sacar rentabilidad, ya vimos como la aplicación pasaba a ser de pago en algunos casos.

Sin embargo, no será una publicidad intrusiva que aparezca en los chats, WhatsApp estrenará la publicidad en los Estados, esa especie de Stories a lo Instagram que estrenaron hace algunos meses.

Aun así no hay nada descartado, Luca Colombo ha declarado que Facebook sigue estudiando “nuevas formas de comunicar a las empresas y a los usuarios pero evitando estrictamente el spam”. Imaginamos que se refieren exclusivamente a WhatsApp Negocios, pero nunca se sabe.

Según los datos oficiales, WhatsApp cuenta con 450 millones de historias diarias. En Instagram hace meses que hay publicidad incrustada entre las historias, por lo que Facebook seguirá esta línea en WhatsApp.

Te puede interesar | Una de las funciones estrella de iOS 12 acaba de llegar a WhatsApp

De momento parece que los usuarios nos libraremos de la publicidad en los chats y de notificaciones molestas con anuncios, los estados serán los únicos que contarán con publicidad, aunque no sabemos es qué se basaran para mostrar esta publicidad. En teoría Facebook no cruza los datos de WhatsApp con los de otras apps, pero quien sabe.

Vía | Repubblica