Cada smartphone Android podría costar 40 dólares más por culpa de Google

Cada smartphone Android podría costar 40 dólares más por culpa de Google

La multa la terminarían pagando los usuarios

Compartir

Hace unos meses la Unión Europea impuso una multa millonaria a Google por técnicas de monopolio con su sistema operativo Android, 4.000 millones de dólares. Además de la multa, la UE ha obligado a Google a cambiar algunas de sus prácticas.

El gran buscador anunció una serie de medidas que comenzarán a implantarse a finales de mes para cumplir con las restricciones de la Unión Europea, la principal es separar la suite de aplicaciones de Google de la app del propio buscador.

Pero otra de estas medidas es cobrar a los fabricantes que quieran hacer uso de las GApps como YouTube, Maps, Gmail o, la más importante, Google Play.

Te puede interesar | YouTuber trollea a los fans de Google gracias al #BeautyGate y el iPhone XS

Hasta 40 dólares por smartphone

Hay que aclarar antes de nada que el fallo de la Comisión Europea no exige que Google cobre a los fabricantes por el uso de sus servicios, lo sí exige que se rompa el acuerdo actual en el que el buscador obliga a instalar sus servicios.

Hoy hemos conseguido mayor información al respecto de esta tasa, un documento filtrado al que ha tenido acceso The Verge señala que esta tarifa podría llegar hasta los 40 dólares, dependiendo del tipo de dispositivo.

La manera en la que Google ha decidido clasificar los dispositivos es respecto a la densidad de píxeles de su pantalla, cuanta más densidad de píxeles tenga la pantalla, más alta será la comisión. Además, dependiendo del país, la tarifa cambiará.

Por ejemplo, en Reino Unido, Suecia, Noruega y Alemania, los países con la tarifa más alta, los dispositivos con una densidad superior a los 500 píxeles por pulgada, como por ejemplo el Samsung Galaxy S9 y Note9, tendrán una tarifa para los fabricantes de 40 dólares por cada teléfono.

Si tiene entre 400 ppp y 500 ppp la tarifa se reduce a 20 dólares y si son menos de 400 se pagarían sólo 10 dólares. Parece una buena estrategia basarse en al densidad de píxeles, más o menos es lo mismo que dividirlo en gamas, ya que cuanto mejor es un smartphone mejor es la pantalla.

Lo que no está claro por el momento es si estos costes acabarán repercutiendo directamente en el precio final de los teléfonos y al final sean los usuarios los que paguen la multa a Google. También podríamos ver otra opción, que los fabricantes dejaran de usar los servicios de Google.

Vía | Andro4all