Multan a una influencer de Samsung con 1,6 millones de dólares por...

Multan a una influencer de Samsung con 1,6 millones de dólares por usar un iPhone X

¡Te han pillado!

Compartir

No es la primera vez ni será la última, la grandes marcas de telefonía contratan a grandes estrellas para promocionar sus dispositivos y luego estas terminan usando un iPhone. Un nuevo caso se ha dado en Rusia y la embajadora de Samsung se enfrenta a una posible multa por parte de los coreanos.

Se trata de Ksenia Sobchak, una actriz y presentadora de televisión en Rusia que fue contratada por Samsung para promocionar sus teléfonos inteligentes en el país. El contrato estipulaba que siempre que apareciera en público debería usar un smartphone Samsung.

1,6 millones de dólares por utilizar un iPhone X

Ksenia Sobchak es apodada como la “ahijada” de el presidente ruso Vladimir Putin, pero ahora se enfrenta a una demanda de Samsung por no cumplir su contrato. Al parecer en una reciente entrevista se ha podido ver a la actriz utilizando un iPhone X.

Imagen | iPhoneAddict

Debido a ello, Samsung ha demandado a Sobchak por 108 millones de rublos, aproximadamente 1,6 millones de dólares, por incumplimiento de contrato. No se sabe cuánto pagó originalmente Samsung a la actriz, pero es probable en esta cantidad se incluyan daños y perjuicios.

Esto ha sucedido varias veces, la última y más sonada fue la de Wonder Woman. La actriz que interpreta a la superheroína fue contratada por Huawei para promocionar sus smartphones, sin embargo el tweet en el que alababa las bondades del nuevo Huawei Mate 10 fue escrito desde un iPhone.

Imagen vía | Qooah

Te puede interesar | El iPhone XS Max destroza al Samsung Galaxy Note9 en velocidad

Esto no es algo ajeno a nuestro país, dentro de nuestras fronteras también hemos tenido algún ejemplo. El tenista David Ferrer envió un tweet a sus seguidores promocionando el Galaxy S4 en 2013, pero el mensaje fue etiquetado como escrito desde “Twitter para el iPhone”.

No deja de ser curioso como grandes estrellas venden su imagen a marcas que no les gustan, ya que siguen utilizando un iPhone como dispositivo personal.

Vía | Mirror