PhotoPills, la app de fotografía con la que no haces fotos

PhotoPills, la app de fotografía con la que no haces fotos

Una app de primera.

Compartir

Si sigues nuestra sección semanal de fotografía, comprobarás que son muchos los trucos y consejos que vamos ofreciendo. Nada mejor que poner todos los recursos disponibles para que el iPhone no deje de sorprendernos. Si embargo hoy hablamos de una app de fotografía que no hace fotos.

PhotoPills es una herramienta imprescindible de trabajo que te va a ayudar a disparar y va a decirte cuáles son las mejores condiciones y el momento más adecuado para hacerlo, ya lo hagas con tu iPhone con tu carísima cámara réflex. Todo lo que puede hacer por nuestra labor de fotógrafos es impresionante. Si quieres descubre más, no dejes de leer.

Te puede interesar | Fotografía en iPhone para dummies (XXXVI): animales

Todo lo que PhotoPills puede hacer por ti

PhotoPills es una app completísima, tanto que cundo la descargas puedes solicitar a tu correo un manual de uso en PDF. Haciendo uso del GPS permite saber dónde te encuentras, y con ello, saber por dónde va a pasar el sol o la luna y qué hora. Puedes conocer en qué momento va a ponerse el astro rey detrás de un cerro, o cuál es el instante preciso en el que vas a disponer de la mejor luz crepuscular para esa foto que deseas.

Con PhotoPills se facilita mucho la labor de preparación de una fotografía, evitando la incertidumbre. Puedes planificar de manera sencilla en qué fecha exacta vas a hacer una buena foto de la luna llena apareciendo tras una torre, por poner un ejemplo. O si en na de esas noches de verano quieres planificar una sesión de fotos d ella Ví Lactea, toda la información posible está en la palma de tu mano.

Alguna consideración previa

Reconozco que cuando descargas PhotoPills puedes llegar a agobiarte, y mucho. La interfaz de la app es clara y sencilla, pero hay multitud de términos que no conoces, y las ganas de hacer algo pueden hacer que te atragantes. No temas, PhotoPills cuanta con una completa página web en castellano llena de tutoriales y vídeos sencillos de entender. Por esa razón, hay que recurrir a su web en primer lugar a aprender conceptos.

Su uso

No tiene mucho misterio, se trata de saber lo que quieres hacer, en qué momento y dejar que la aplicación de guíe. Lo mejor es empezar con cosas sencillas, como las puestas o salidas de sol, para ir posteriormente aumentando el grado de dificultad y planificar efemérides más complejas. Todo lo que la app hace por ti es impresionante, ahorrándote tiempo esperado esa foto que tanto deseas.

En la propia página Webb hay muchísimas ideas de píldoras, es decir, consejos breves y fáciles de entender. El equipo de PhotoPills es muy competente, y han elaborado la app para fotógrafos novatos y experimentados. Además de ello, aprendes muchísimos conceptos astronómicos interesantes, como los tipos de crepúsculos que existen.

Los límites

Los pones tú, y serás quien decides hasta dónde te apetece llegar con ella. Obviamente, si dispones de un buen equipo fotográfico podrás realizar autenticas maravillas, no pretendas registrar la Vía Láctea con tu iPhone, pero sí puedes plasmar bonitas puestas de sol y jugar con la luz como nunca lo habías hecho. Soy de la opinión que PhotoPills es una app muy necesaria a poco que tengas interés en este arte, y si dispones de un equipo decente, más todavía.

Haz cuentas

PhotoPills tiene un precio de 10,99 euros, lo que para algunos puede ser algo elevado. Si te pones a pensar que no tiene micropagos añadidos, que tiene completos tutoriales, una página web digna de admirar y continuos consejos en forma de vídeo, tienen canal en YouTube, aprecias que PhotoPills no es nada cara.

Y los fotógrafos me darán la razón, no es lo mismo salir a la aventura a pleno campo “a ver si me sale una buena foto de la luna”, a poder planificar desde casa cuándo vas a tener esa gran foto, ahorrándote tiempo, desplazamientos y dinero. Creedme, es una aplicación necesaria, y eso que quien esto escribe no dispone más que la cámara de su iPhone y otra deportiva.

Concluyendo

No podemos hacer otra cosa que recomendar su descarga, si bien antes de hacerlo puedes visitar su espacio web y ver todos lo que puede hacer por ti, conocer sus vídeos y explorar sus posibilidades. Si tus intereses no van tan allá, al menos puedes aprender cosas de fotografía y el cielo con todo lo que nos proponen. Y si te quedas con el gusanillo, adelante. Eso sí, mastícala poco a poco. Es una app con la que has de irte familiarizando con calma.