Cómo recibir un reembolso por una compra en la App Store

    Actúa de buena fe y recibe tu reintegro.

    En algunas ocasiones nos ha pasado, comprar una aplicación que ha terminado siendo un fiasco, o habernos suscrito sin querer a una de las opciones de pago que no nos interesaba. ¿Y haber pagado dos veces por una app? Hace tiempo que en apps este la posibilidad de cancelar esas compras y obtener un reembolso.

    Quizás no lo sepas, pero nunca está de más saber cuál es el procedimiento a seguir si quieres acogerte a esa posibilidad. Lo hemos explicado en forma de un sencillo tutorial, que además de claro es efectivo. Aprende a recibir un reembolso de una compra en la App Store.

    Te puede interesar | Versace desea comercializar las legendarias zapatillas retro de Apple de los años 90

    Cómo recibir un reembolso por una compra en la App Store

    En primer lugar, hemos de tener presente que podemos reclamar a Apple el reembolso de una aplicación siempre y cuando no hayan pasado más de 90 días desde que la compramos. Para proceder a un reeembolso el proceso es bien simple.

    • En primer lugar deberás ir a este sitio, lugar donde debemos identificarnos con nuestras credenciales, el Apple ID y la contraseña. Es recomendable hacerlo desde un ordenador para mayor comodidad.

    • Una vez dentro, aparecerá un listado de las últimas compras, ya sean de pago o gratuitas que se han hecho desde nuestra Apple ID. Deberás navegar hasta ella y localizarla, marcando la opción «señalar».

    • En cuanto hayamos llegado hasta ella se nos va a abrir un desplegable con tres opciones, «No he autorizado esta compra», «La app no se instala o no se descarga» y «La app no funciona o no se comporta de la manera esperada». Solo hemos de marcar la opción que más se ajusta a nuestro problema.

    • Es muy recomendable marcar la descripción que se nos solicite, así daremos mejores indicaciones de qué es lo que nos ha pasado.

    Normalmente es un servicio que funciona muy bien y que se basa en la confianza entre Apple y su cliente. Claro está, si hay personas que se dedican a estar reclamando continuamente un reembolso por prácticas poco éticas, es evidente que desde la compañía van a «cerrarle el grifo».