Por qué salen tantos productos de Apple en las películas y series...

Por qué salen tantos productos de Apple en las películas y series de TV

Han estado presentes en un tercio de las películas más taquilleras de Estados Unidos

Compartir

Mires donde mires encontrarás ordenadores y teléfonos móviles. El cine y la televisión no son una excepción. Las escenas en las que se encuentran estos dispositivos se cuentan por millones. Ya sea porque la situación lo requiere o como mera decoración, son elementos casi imprescindibles. Si hay una marca que se lleva la palma por apariciones en series y películas es Apple.

Los gadgets de la manzana mordida se han convertido en los productos más recurrentes de la pequeña y gran pantalla. ¿Quién no recuerda a Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker) en ‘Sexo en Nueva York’ escribiendo su columna con un Mac? O a Lisbeth Salander, protagonista de los libros y películas de la saga Millennium, hackeando con un portátil de Apple. ¿Cómo han logrado los de Cupertino esto?

Apple y el Product Placement

En el sector de la publicidad existe un término que describe qué es lo que Apple hace en el cine y la televisión. El Product Placement, también conocido en castellano como publicidad por emplazamiento o emplazamiento publicitario, es una técnica que consiste en la inserción de un producto, marca o mensaje dentro de la narrativa del programa. Esta técnica se popularizó enormemente en los años 80 como método de financiación de películas y programas de televisión.

Sabiendo lo que es el Product Placement, ya podemos empezar a hablar de cifras. Según la empresa Brandchannel, que se dedica a recoger datos sobre mercadotecnia, Apple estuvo presente en más de un tercio de las películas que alcanzaron el primer puesto de la taquilla en los Estados Unidos de América entre 2001 y 2011. Algunas de esas películas son Transformers, Crepúsculo o A todo gas.

Teniendo esto en cuenta, se podría pensar que Apple ha hecho inversiones millonarias por aparecer en estas películas de alto éxito, ¿verdad? Pues no exactamente.

Cesiones y regalos

Cuando vemos un producto de Apple en el cine o en el salón de nuestra casa por el televisor no es porque haya pagado expresamente por aparecer. La compañía ofrece los ordenadores, tabletas y teléfonos móviles, y si los productores y resto de encargados aceptan ya no hay nada más que hablar.

Podemos tomar el ejemplo de Misión Imposible 4. Los productos de la marca aparecen más de cinco minutos en pantalla. Si Apple hubiera tenido que pagar esto como publicidad le habría costado cerca de 24 millones de dólares. Cantidad desorbitada para los ciudadanos de a pie, pero no para los del iPhone. Aunque tampoco les ha hecho nunca falta.

Lo de Apple y Hollywood no es nada nuevo. Se remonta a los años 80 con filmes como Cortocircuito, en el que se mostraba el Mac original. En la década de los 90 y los iMac de colores, y en la actualidad los modelos que ya todos conocemos.

Como Apple no tiene la necesidad de promocionarse, puede elegir en qué contenido audiovisual aparecer y en cuál no. Es por esto que también podemos ver muchas veces cómo se ponen pegatinas en la manzana o fundas para no mostrar la marca directamente, a pesar de que todo el mundo sabe que es un Mac o iPhone. La razón está en que Apple no ha dado el visto bueno o no se ha ofrecido a ceder los productos oficialmente.

No, no todo el mundo en EE.UU usa Apple

Que Apple sea la marca más popular en las películas y series de TV ha provocado que mucha gente piense que sus dispositivos son los más utilizados en Estados Unidos. Si bien tienen una mayor cuota de aceptación que en el resto del mundo, ni mucho menos todas las personas tienen un iPhone o un Mac. De hecho, en el terreno de los ordenadores es cada vez más normal ver cómo sigue perdiendo terreno (aunque con subidas puntuales).

Muchas firmas han intentado copiar a los de Cupertino en la publicidad. Algunas producciones solo cuentan con equipos de una marca determinada como Sony, pero son la excepción. Microsoft también está intentando que sus Surface se hagan con un pedazo de la tarta. Pero el camino no es fácil y la competencia, voraz.

Puede que ahora que las ficciones españolas están empezando a popularizarse internacionalmente Apple se anime a ceder sus creaciones. Eso querría decir que se empieza a tomar a nuestro país más en serio.

Vía | 20 Minutos