Fotografía en iPhone para dummies (XL): alimentos

Fotografía en iPhone para dummies (XL): alimentos

¡Ñam, ñam!

Compartir

Ya son 40 ediciones hablando de fotografía móvil desde que empezamos allá por el mes de febrero. En esta semana tocaremos un tema interesante, donde los tecnicismos quizás ya no sean tan importantes tanto como el sentido común o las ganas de conseguir un buen resultado: fotografiar platos y comidas.

Cuántas veces vemos en las redes sociales fotografías de comidas, de suntuosos platos de restaurante o elaboraciones propias. Muchas de ellas con un pie de foto muy recurrente, “aquí sufriendo”. Si deseas conseguir que tus fotos destaquen, y no precisamente por su falta de calidad, sigue al pie de la letra estos útiles consejos.

Te puede interesar | Las mejores apps para veganos son estas que te proponemos

Estos son los mejores consejos para fotografiar alimentos

Cuida la escena

Tanto si estás en un restaurante como si la receta es de elaboración propia, habrás de cuidar la composición. No querrás que tu estupenda preparación salga con un trapo sucio detrás o algo que quite calidad a la escena. Perderás 30 segundos en hacerlo pero ganarás en valor.

Date prisa

Los alimentos se deterioran con el paso del tiempo, si tus espaguetis boloñesa están recién salidos de la olla quizás es el momento de hacer la foto, no esperes que aquello se enfríe. El objetivo tiene la virtud de captar ese proceso y la foto ya no es igual. Así es una manera de hacerla apetecible.

Evita los planos cenitales

Es decir, aquellos en los que estás disparando esto desde arriba. Es mejor introducir un ángulo diferente, ya que si disparas en cenital la escena va a perder profundidad, y con ello perspectiva y “gracia”. Gana más la foto de tu lasaña con un ángulo de 45 grados que con uno de 90.

Usa el Modo Retrato

Es un gran aliado a la hora de sacar los mejor de nuestras preparaciones, consigue difuminar el fondo y es algo que viene muy bien, porque el protagonista es el plato, no la copa de detrás. Si tu teléfono no tiene posibilidad de Modo Retrato o Control de Profundidad, prueba a conseguir el efecto con alguna de las apps que lo hacen, te recomendamos esta.

El macro es tu aliado

Sí, disparar en macro puede dar buenos resultados en tus fotos culinarias. Consigue capturar la magia de una porción de tu elaboración, la de esa gota de aceite resbalando por la rúcula, los trocitos de piñones adquieren mucho protagonismo, esa miga de pan toma vida propia. Tiene modo macro en muchas apps de fotografíaía, si bien te recomendamos esta.

Trabaja la luz

¿Te hemos hablado alguna vez de la importancia de trabajar la luz? Probablemente en cada uno de nuestros artículos, y con este llevamos ya 40. La forma en la que incide la luz es tan importante como la propia composición, puede hacer qu tu foto sea una del montón o sin embargo, otra que tenga “punch”. Muy importante: no disparar con flash, que además se reflejará en la vajilla consiguiendo un destello nada estético. Si tienes posibilidades de acercar tu plato a una ventana con luz natural, mucho mejor.

Los detalles

Tenlo claro, el protagonista es quizás esa pieza de carne y no las patata de guarnición; el queso y no las almendras, y tantos ejemplos como quieras. No atiborres la escena, deja que tu composición respire y recuerda que menos es más. Quien vea tu foto ha de tener claro lo que se pretende transmitir, no ha de estar confuso por una superposición de ingredientes que anulan el sentido estético.

Piensa y actúa

Bien es cierto que si estamos en un restaurante, el plato viene tal y como sale de la cocina y no puedes hacer mucho más. Quizás controlar la composición de la foto y poco más. Sin embargo, si el plato lo has hecho en casa, es un buen momento para pararse a pensar: ¿Merece la pena esta foto? ¿Transmite ganas de comer? ¿Mi elaboración es digna de ser plasmada? Pues eso, muchas veces nuestras preparaciones no tienen la gracia suficiente para que las fotografiemos. Mejor pasar la oportunidad y esperar a la siguiente. A fin de cuentas, queremos comunicar apetencia.

¿Conoces esta app?

Existen muchas apps que gracias a sus filtros pueden mejorar las fotos de comida, pero Foodie está especializada en ella. Su descarga es gratuita y quizás te parezca interesante contar con sus posibilidades para poder elaborar tus composiciones. ¿Le das una oportunidad?

Foodie – Cámara de la vida

Fotografiar alimentos es una experiencia gratificante y que puede sacar tu lado más artístico. Sigue nuestros consejos para hacerlo lo mejor posible.