¿Pensando en cambiar tu iPhone por Android? 7 razones para no hacerlo

¿Pensando en cambiar tu iPhone por Android? 7 razones para no hacerlo

Ninguno supera al iPhone

Compartir

Cuando se debate sobre cuál es el mejor teléfono móvil inteligente del mercado siempre suele aparecer el iPhone. Eso no significa que no haya otros terminales que puedan tener mejores especificaciones. Existen smartphones con sistema operativo Android muy interesantes y con características que, probablemente, nunca veamos en el de Apple. Funciones que hacen platearnos dar el salto al androide verde.

Si tú también has pensado en dejar de lado tu iPhone por un Samsung o Huawei con Android, te damos 7 razones para no hacerlo.

1. Los iPhone son más rápidos

Las comparativas de los iPhone con otros smartphones son incontables, y en todas aparece la misma conclusión: el de la manzana es más rápido que el resto. La combinación de hardware y software lo convierten en uno de los dispositivos más equilibrados que existe. El chip A12 Bionic ha demostrado ser una auténtica bestia en los benchmarks, llegando a ser comparable con procesadores de PC.

Para intentar llamar la atención, los smartphones Android de la competencia montan muchos GBs de RAM o procesadores de vértigo que, sobre el papel, tiene muy buena pinta. Pero la realidad es que por ninguno le alcanza en cuanto a velocidad.

2. Para Apple la privacidad es muy importante

Android es un sistema operativo desarrollado por Google, el buscador de Internet más famoso del mundo. Aunque nunca lo admitan abiertamente, le interesan los datos de los usuarios para mejorar el resto de sus servicios y, por qué no, comercializarlos con terceros.

Apple, por su parte, no está interesada en los datos de los usuarios. De hecho, es uno de los pilares principales de la compañía. Se toma muy en serio en que el usuario sea el único capaz de acceder a todos sus datos. Solo hay que recordar lo reticente que es a la hora de desbloquear los iPhone involucrados en escándalos o crímenes.

3. El ecosistema de Apple

Es muy común que una persona tenga un iPhone o MacBook y, poco a poco, acabe haciéndose con el resto de los productos de la marca. Esto es gracias al ecosistema que Apple ha conseguido montar, en el que los dispositivos se comunican a la perfección.

El motivo de esta perfecta comunicación es por características como AirDrop, Handoff o Continuity. La primera permite compartir archivos, la segunda para continuar con tareas ya iniciadas en otros dispositivos y la última para, por ejemplo, contestar llamadas desde el Mac.

Encontrar tal grado de compatibilidad en otros sistemas operativos es muy complicado. Solo Microsoft con Windows Phone y Windows 10 podría haber conseguido algo así. Por desgracia, el gigante de los ordenadores discontinuó el desarrollo del sistema para smartphones.

4. Más actualizaciones

Uno de los puntos fuertes de Apple es su más que correcta política de actualizaciones. Los Mac, iPhone y iPad son dispositivos que reciben muchísimas actualizaciones a lo largo de su vida. Un ejemplo de ello es el iPhone 5s, que a pesar de haber sido lanzado en el año 2013 sigue recibiéndolas, siendo compatible con iOS 12. ¿Quién puede decir eso 5 años después?

Android peca mucho en este sentido. Los únicos smartphones que suelen recibir algo más de dos años de actualizaciones son los Pixel de Google. Si se quiere tener la última versión en un terminal relativamente antiguo toca rootearlo y ponerle una ROM desarrollada por la comunidad de usuarios. No todo el mundo tiene los conocimientos necesarios para esto.

5. Mejores apps

Tanto en la App Store como en Google Play existen millones de aplicaciones. Sin embargo, es indudable que en la tienda de Apple son de mejor calidad. Esto es debido a los estrictos controles de calidad y seguridad que deben pasar antes de ser publicadas.

Además, la mayoría de apps importantes siguen apareciendo antes en la App Store de iOS que en el Google Play de Android, aunque el sistema del buscador tenga más adeptos.

6. Los iPhone son más seguros

Una de las mayores críticas de iOS puede también ser un punto a favor. El sistema operativo de los iPhone e iPad es muy cerrado. Esto impide que el usuario pueda personalizarlo al grado de Android. Pero es gracias a esto que es más seguro.

Aparte de las herramientas para realizar Jailbreak, que están pensadas específicamente para esto, es casi imposible romper la encriptación de iPhone.

7. El mejor servicio, tanto antes como después de la venta

Sea cual sea el problema que tengas con tu producto de la manzana, llevarlo a la Apple Store siempre es la decisión más acertada. El personal que trabaja allí es el indicado para dar la mejor respuesta.

Otras marcas como Samsung o LG no disponen de tiendas físicas (o no son tan comunes). Y aunque Google lo hace un poco mejor, no llega al nivel de su competidor.

Vía | iDropNews