El Galaxy S10 no tendrá notch pero incluirá un asimétrico agujero en...

El Galaxy S10 no tendrá notch pero incluirá un asimétrico agujero en la pantalla

Compartir

Hace unas semanas, durante la conferencia que Samsung organiza para sus desarrolladores de forma anual, la compañía surcoreana presentó una de sus mejores innovaciones. Nuevos formatos de pantalla creados gracias a los avances en los paneles OLED plásticos, que han comenzado a fabricarse en masa para lograr llegar a los consumidores el próximo año. Estos nuevos formatos tienen el objetivo de esquivar la moda del entrecejo y lograr algo único para la compañía, y para sus clientes.

Los formatos que presentaron tenían las denominaciones: Infinity-U, con un notch mínimo, similar al de móviles como el Essential Phone; Infinity-V, con un notch similar pero acabado en forma de V; Infinity-O, que cambia el notch por un agujero en la pantalla; y New Infinity, un formato de pantalla completa, sin notch ni agujero. Todos ellos resultan realmente prometedores, incluso vistos desde la competencia, pero hay uno en concreto que tendrá especial importancia en 2019.

Si bien Samsung presentó el prototipo de su teléfono con pantalla flexible en la misma conferencia, un dispositivo que podríamos tener la oportunidad de adquirir en unos meses, el protegonista será el Galaxy S10. Este teléfono no tendrá la pantalla flexible, pero sí que podría usar el diseño de panel Infinity-O, tal y como se ha mostrado en un render publicado recientemente. Con este formato, los usuarios no tendrían que soportar el notch, pero es posible que el remedio sea peor que la enfermedad.

Te puede interesar | Una cuenta de Twitter oficial de Samsung tuitea ¡desde un iPhone!

Al eliminar el notch y reducir los marcos a la mínima expresión, Samsung se vería obligada a aplicar un diseño un tanto peculiar. Teniendo en cuenta que este nuevo teléfono tendría una doble cámara frontal, el agujero en el panel sería algo más intrusivo de lo que se daba a entender en los esquemas de Samsung. En cuanto al resto de especificaciones, tendríamos un salto similar al de otras generaciones en el chipset, pero importantes mejoras en las cámaras, que también aumentarán en la parte trasera con tres sensores.

Ahora solo queda esperar para ver si la próxima generación podrá competir con el iPhone XS. Aunque lo cierto es que el listón no está especialmente alto, así que sería más oportuno decir que esperamos que Apple tome nota del próximo Galaxy, si es que al final merece la pena.

Vía | Andro4All