Cómo los desarrolladores engañan una y otra vez en la App Store...

Cómo los desarrolladores engañan una y otra vez en la App Store de Apple

Apple debería bajar estos trucos

Compartir

Apple presume de tener todo bajo control en su tienda de aplicaciones, este control ha llevado a la App Store a ser la tienda con una mayor calidad de aplicaciones, tanto para iPhone como para iPad.

Pero esto no quiere decir que el sistema sea perfecto, hay errores de los que los desarrolladores se ayudan para que sus aplicaciones o juegos se descarguen más de lo que en un principio deberían.

En muchas de estas “trampas” que utilizan los desarrolladores vemos como Apple mira hacia otro lado para no perjudicar su gran negocio.

Te puede interesar | Estas son las apps y juegos más descargados de 2018, según Apple

Estas son algunas de las trampas que se utilizan en la App Store

Elegir un nombre que la gente busque

Si eres desarrollador lo que quieres es que tu aplicación la descargue cuata más gente mejor. Pero habitualmente, los usuarios no sabemos qué aplicación queremos descargar, simplemente queremos una app del tiempo o un solitario.

Sin ninguna duda, los resultados de la búsqueda en la App Store que aparezcan más arriba tendrán más descargas que los que aparezcan al fondo de la lista. ¿Y qué es lo mejor que puedes hacer para estar arriba? Poner un nombre a tu app muy parecido a la búsqueda que realice el usuario.

Un usuario buscará términos como “tiempo”, “calculadora” o “solitario, pero esos nombres seguramente ya se estañen utilizando, por lo que simplemente debes añadir un “.” o una “´” al nombre y aparecerá en la zona superior.

Suscripciones a precios altos

Otra de las formas que tienen los desarrolladores de conseguir mayor rentabilidad es la de utilizar suscripciones en sus apps. Esto es una forma legítima de pagar por aplicaciones, siempre y cuando sean apps que se actualicen con regularidad y el precio no sea un abuso.

Sin embargo en la App Store hay muchas aplicaciones simples, por ejemplo de fondos de pantalla, que piden suscripciones de 10 euros al mes. Además, muchas de estas suscripciones se esconden bajo palabras del tipo “Continuar” o “Eliminar anuncios” y realmente no sabes cuánto debes pagar.

Hacer saltar el botón de suscripción mientras usas la app

Esto es algo que no sucede en los nuevos iPhone con Face ID, pero en los que tienen Touch ID es un grave problema del que Apple ha ya tenido varias quejas. Como el botón Home sirve para salir de la app pero también para comprar con Touch ID, muchos desarrolladores se aprovechan de ello.

Un usuario al ver que puede realizar una compra no deseada en la app puede pulsar el botón para salir de la app y sin querer confirmar la compra.

Mostrar anuncios constantemente

Muchas aplicaciones muestran anuncios a pantalla completa cada poco tiempo, algunas hasta cada 60 segundos, o cada vez que terminas una partida en un juego corto. Incluso hay algunas apps que muestran un anuncio cuando tocas determinados botones.

Mostrar banners de otras apps

Hay aplicaciones que muestran un cartel en el centro que te indica que descargues otra aplicación, normalmente del propio desarrollador. Esto es algo que estropea por completo la experiencia de usuario, pero esta claro que funciona ya que lo siguen haciendo.

Comprar valoraciones positivas

Esta es una de las violaciones más flagrantes de las normas de Apple, pero no parece que las apps que lo hagan tengan ningún castigo. Sin duda una app con buenas valoraciones tendrá más descargas, pero a menudo las valoraciones falsas reinan en la App Store.

Pedir que te puntúen con 5 estrellas

¿Quién no se ha encontrado con la típica app que te insta a que la puntúes con 5 estrellas? En teoría está prohibido por la regla 1.1.7 de las Guías de Revisión de la App Store mostrar mensajes personalizados. Solo puedes pedir que valoren la aplicación o si te está gustando, pero esto es algo que los desarrolladores se saltan fácilmente.

Como vemos hay muchos trucos que utilizan los desarrolladores para que descarguemos sus aplicaciones o paguemos por ellas sin que de verdad nosotros queramos. La mayoría de ellos están prohibidos por las reglas de Apple que, aunque ejerce un fuerte control, está claro que el sistema podría mejorar.

Vía | David Barnard