Una niña de 10 años ha firmado este contrato con sus padres...

Una niña de 10 años ha firmado este contrato con sus padres para que le compren un iPhone

Compartir

El iPhone de Apple es tan deseable, tan bonito y tan versátil que hasta los niños quieren tener uno. Si bien es cierto que, hoy en día, son muchos los peques que ya usan un smartphone (ya sea para comunicarse con sus padres, para buscar información sobre estudios o simplemente para jugar a Fortnite) también es cierto que NO estarían dispuestos a hacer lo mismo por un smartphone Android que por un iPhone. Y un claro ejemplo de ello es esta noticia.

Yasmine Saiful, una niña de 10 años, ha firmado un contrato de sus padres para conseguir un iPhone. El día 8 de diciembre de 2017 sus padres le mostraron un contrato y le pidieron su firma. Dicho contrato se titulaba “Préstamo renovable de teléfono por un año”.

La verdad es que se trata de una curiosidad asombrosa. Y no os perdáis las condiciones del contrato de esta joven. ¿Os fijáis hasta qué punto estamos llegando con el mundillo de la tecnología? ¿Y lo listos que se están volviendo los más peques de la casa?

Te puede interesar | Si tienes un iPhone roto, esto es lo mejor que puedes hacer con él

Los términos del contrato para obtener un iPhone

Yasmine Saiful leyó el contrato en voz alta para que quedara constatado ante sus padres, y cuando su hermana lo escuchó, decidió compartir las imágenes del contrato en Twitter.

“Mi familia le va a dar a mi hermana de 10 años un iPhone y le hemos hecho leer y firmar un contrato.”

Las condiciones:

  • Orar por la mañana.
  • Cargar el teléfono solamente hasta que esté lleno y desconectarlo inmediatamente.
  • Nunca dejar que la batería del teléfono muera, ya que reduce su rendimiento.
  • Nunca usar el teléfono de mamá ni de papá.
  • Nunca llevarlo a la escuela.
  • Nunca llevarlo al baño.
  • Nunca usarlo en la mesa mientras se come.
  • Pedir permiso antes de descargar cualquier app.
  • Soy responsable de cualquier uso de datos.
  • Leer el Corán todos los días o seis veces a la semana.
  • Nunca llamar a amigos cuando estoy con mi familia.
  • Nunca saltarme las tutorías.

Vía | iDropNews