Algunos iPad Pro están doblados pero Apple dice que es normal

Algunos iPad Pro están doblados pero Apple dice que es normal

Parece ser un defecto en el proceso de fabricación, pero nada grave

Compartir

Si algo hemos aprendido es que los productos de Apple tienden a doblarse. Es un hecho. Sobre todo los iPhone, siendo uno de sus mayores escándalos el bendgate. Con el tiempo, acabaron reconociendo que era un fallo conocido internamente pero al que no le dieron mucha importancia. Pero el smartphone de la marca no es el único con este problema, ya que los últimos iPad también lo están sufriendo.

Cuando se enviaron las primeras unidades del iPad Pro 2018, varios usuarios dieron la voz de alarma: estaban ligeramente doblados de fábrica. Otros se dieron cuenta de que al empezar a usarlos se doblaron. Pero para Apple esto no es ni un defecto ni un problema.

Para Apple las curvaturas del iPad Pro 2018 no son un defecto

La compañía asegura que, en algunos casos, la tableta vendrá ligeramente doblada de fábrica. Creen que es un problema derivado del proceso de fabricación y que no debería doblarse más, ir a peor o afectar al rendimiento.

El medio The Verge ha proporcionado a Apple una de estas unidades con el chasis curvado para que el equipo de ingenieros investigue el problema. Además, es un “fallo” que no afectaría a todos los modelos por igual. Parece ser que las versiones LTE serían más propensas a padecerlo, principalmente por la tira de plástico que divide en dos el metal. Esta tira es imprescindible para que la antena tenga comunicación a Internet.

Justo es esta parte donde los usuarios han notado más la curvatura. Sin embargo, algunos propietarios del modelo solo Wi-Fi también se han topado con él.

La respuesta de Apple llega tras varias críticas de los usuarios en redes sociales y foros de Internet, en los que comentan que los iPad Pro 2018 se doblan con más facilidad que las generaciones anteriores.

La explicación de Apple no ha hecho más que enfurecer a los usuarios afectados. Al no verlo como un fallo, no reemplazarán las unidades defectuosas por otras. Algo que, si pensamos bien, es inaceptable por un producto cuyo precio inicial es de 879 euros.

Vía | 9to5Mac