Otro problema más: la voz hebrea de Siri ha demandado a Apple

Otro problema más: la voz hebrea de Siri ha demandado a Apple

La locutora se dio cuenta por primera vez en 2016 de que su voz era la de Siri

Compartir

Estas no están siendo las mejores navidades para Apple, que está viendo como los problemas no cesan. Después de tener que paralizar la venta de varios iPhone en China y Alemania por su conflicto con Qualcomm, además de ser demandada por una empresa texana por Apple Pay, ahora le toca el turno a Siri.

La versión hebrea del asistente de voz personal de los de Cupertino podría estar en serios apuros. Parece ser que ha sido desarrollada utilizando la voz de una mujer que no dio consentimiento a la compañía para tal fin. Galit Gura-Eini, la artista vocal que prestó su voz para traducir Waze al hebreo, ha demandado a Apple por utilizarla sin permiso.

Gura-Eini, en el año 2007, varios años antes del lanzamiento de Siri, grabó su voz de forma genérica para Nuance Communications, una compañía especializada en inteligencia artificial y reconocimiento de voz. Al parecer, la locutora solo dio permiso a Nuance Communications para “instancias legítimas”.

Fue en el año 2016 cuando se dio cuenta por primera vez de que su voz había sido utilizado para la versión hebrea de Siri. Dos años después, a principios de 2018, pidió a Apple que eliminara su voz, pero la compañía se negó.

Galit Gura-Eini, la mujer que puso la voz a Waze

Aparte de utilizar su voz sin permiso, en la demanda también figura que varios usuarios la utilizan para decir cosas violentas, sexuales o racistas. Apple asegura que no ha hecho nada malo. Los abogados de los californianos afirman que la voz fue obtenida de manera totalmente legal y que Galit Gura-Eini no tiene ningún derecho sobre ellos. Una de las citas más notables atribuidas a Apple sobre el asunto es “su voz en la app Siri no son más que sílabas unidas mediante un algoritmo”.

La locutora pide a la compañía 66 mil dólares en la demanda que fue cumplimentada esta semana en la Corte de Tel Aviv. ¿Conseguirá Galit Gura-Eini lo que quiere? Apple es un hueso duro de roer.

Vía | Cult of Mac