¿Están explotando los AirPods en las orejas? No es lo que parece

¿Están explotando los AirPods en las orejas? No es lo que parece

El último relato de un afecto procede de una revista satírica

Compartir

Cuando se utilizan dispositivos electrónicos hay que tomar ciertas precauciones. Por ejemplo, no dejarlos al sol o vigilar que no se calienten demasiado. Esto podría provocar una degradación en la vida útil de la batería o, en el peor de los casos, una explosión.

Las historias sobre teléfonos móviles que empiezan a arder espontáneamente se cuentan por decenas. El smartphone que empezó a popularizarlas fue el Galaxy Note 7 de Samsung, que tuvo que dejar de comercializarse porque su diseño propiciaba a ello. Pero también existen relatos de iPhone que han provocado quemaduras a sus dueños. Y de auriculares.

A principios de año Jason Colon, un residente de Tampa, Florida, vio como sus AirPods empezaron a despedir humo mientras hacía ejercicio. Una de las unidades quedó completamente destrozada, así que Colon fue rápido al quitárselos porque, de otro modo, su oreja podría haber sufrido graves daños. Ahora, más recientemente, días antes de Navidad, un hombre de Arizona asegura que fue hospitalizado después de que los AirPods explotaran en sus orejas. ¿Qué hay de verdad en todo esto?

No, no están explotando los AirPods en masa

Según información que ha estado circulando por Internet, Josiah Johnson, el afectado, sufrió quemaduras de segundo grado en su cara y primer grado en la extremidades inferiores. Al parecer, estaba consumiendo pornografía con los AirPods puesto.

Rápidamente, Johnson fue trasladado al hospital para que pudiera recuperarse del accidente. Varios “expertos” pidieron por favor que los propietarios de los AirPods los tiraran a la papelera por el peligro potencial que suponían.

¿Te crees esta historia? No deberías. Todo forma parte de la publicación satírica online Huzlers, algo así como “El Mundo Today” de España. Huzlers es conocida por publicar historias sobre crímenes absurdos así como actos sexuales extraños, entre otros.

Sin embargo, por el desconocimiento del público, la historia corrió como la pólvora por Internet. A raíz de ella empezaron a surgir más noticias sobre explosiones de AirPods por todo el mundo. Incluso apareció la imagen de la supuesta oreja dañada por la explosión. En realidad, la fotografía pertenecía a un artículo sobre el cuidado de quemaduras externas publicado por el Manual Indio de Quemaduras en mayo de 2013.

Otro ejemplo más de que no tenemos que creernos todo lo que aparece en Internet.

Vía | iDropNews