El plan de Apple de abrir un nuevo campus en Carolina del...

El plan de Apple de abrir un nuevo campus en Carolina del Norte sigue en pie

Se ha vendido el supuesto terreno al que la compañía tenía echado el ojo

Compartir

Apple está interesada en expandirse por los Estados Unidos de América abriendo nuevos campus y centros de investigación. Una de las ciudades en las que la compañía planea una oficina es San Diego, aunque los habitantes no están de acuerdo y algunos se oponen. Otra de las posibles ubicaciones elegidas se encuentra en Carolina del Norte, más concretamente en The Research Triangle Park.

The Research Triangle Park

A principios de año se rumoreó con que la porción de tierra a la que Apple había echado el ojo tenía 218 acres (113 hectáreas). Sin embargo, fue vendida esta semana a Acute Investments, aunque la compra podría estar ligada a los de Cupertino.

La compra fue confirmada por Scott Levitan, CEO de The Research Triangle Foundation, pero se mostró reacio a dar más detalles. No obstante, el nombre de Bruce Thompson, un lobbyist (cabildero) relacionado con los californianos, figuraba en los documentos de la compra.

Otros informes de principios de año aseguraban que Apple estaba a punto de anunciar un acuerdo para la creación de un centro de desarrollo en Carolina del Norte. El campus tendría capacidad suficiente como para dar cabida a un gran número de trabajadores, entre 5 mil a 10 mil.

Los planes de Apple no acaban ahí. La compañía ha anunciado que va a invertir 1 billón de dólares en un nuevo campus situado en Austin, Texas, una de las ciudades más importantes del país. Esta información supuso toda una sorpresa ya que el propio Tim Cook, durante una entrevista, dijo que ni Texas ni California tendrían de momento una nueva base de operaciones.

Apple quiere más control sobre sus dispositivos

La disputa con Qualcomm por los modems de los iPhone ha obligado a la manzana mordida a mover ficha. La comercialización de varios modelos ha sido prohibida en países como China o Alemania por incumplir un tema de patentes. Es por eso que Apple no quiere depender de terceros fabricantes.

Se cree que para 2021 los iPhone podrían contar con modems made in Cupertino. Es un campo totalmente nuevo para Apple, por lo que el proceso es lento y la investigación mucha. Abriendo nuevos centros de desarrollo permitiría a la compañía avanzar en el proceso. Cuantas más mentes pensantes mejor.

Además, es cuestión de tiempo que fabrique también sus propios procesadores para los Mac. Depender de Intel no le está haciendo ningún bien. Si el fabricante se retrasa, Apple tiene que cambiar la hoja de ruta al no poder incluir los nuevos chips en sus equipos.

Vía | AppleInsider