Un hombre vendió uno de sus riñones por un iPhone y ahora...

Un hombre vendió uno de sus riñones por un iPhone y ahora sufre las consecuencias

Compartir
SHANGXI, CHINA - NOVEMBER 02: (CHINA MAINLAND OUT)The Apple fans is using face recognition function of iPhoneX which will come into market on 3th on 02th November, 2017 in Taiyuan, Shanxi, China.(Photo by TPG/Getty Images)

Fuente: TPG/Getty Images

Nos resulta bastante normal escuchar la expresión “esto vale un riñón” en nuestro día a día. Se trata de una forma de mostrar la gran impresión que nos causa el alto precio de un producto, y de alguna forma otorgarle valor a nuestro propio cuerpo. Por norma general, los seres humanos nacemos con dos riñones completamente funcionales, y en teoría es posible sobrevivir sin uno de ellos sin tener que perjudicar nuestra calidad de vida, de ahí que nos podamos permitir el decir estas palabras.

Sin embargo, no nos damos cuenta de que en algunas ocasiones esto va mucho más allá. Hay gente que daría literalmente un riñón con tal de poder acceder a ciertos productos o servicios. Y entre toda esa gente, los hay que lo darían por un iPhone. Algunos de ellos, de hecho, ya lo han hecho. Este es el caso de un hombre chino que, a la edad de 17 años, decidió vender uno de sus riñones por un iPhone 4, como resultado de la fuerte presión social a la que estaba sometido por no tener el teléfono de moda.

Se trataba de un símbolo de estatus social, y no al nivel al que estamos acostumbrados por aquí, sino a un mucho más alto. Así, su deseo se convirtió en una necesidad, y a la vista de que su familia no podía comprarle uno por su difícil situación económica, puso a la venta una parte de su propio cuerpo. Y lo que le prometieron que iba a ser algo indoloro, una operación de la que se recuperaría, se convirtió en un tormento de por vida.

Fuente: Oriental Daily

Días después de la extracción del riñón, y tras comprar su tan anhelado iPhone, comenzó a sufrir las consecuencias de una operación realizada en malas condiciones. Se había desarrollado una infección, y había comenzado a afectar a su otro riñón. Tras descubrirlo, se vió obligado a ir a un hospital, con la esperanza de que todo esto pudiese remediarse. Sin embargo, ya no podría llevar la vida normal que le habían prometido los que le quitaron su riñón. Y ni siquiera el dinero que le dieron podría pagar el tratamiento.

Te puede interesar | Ya ha explotado el primer iPhone XS Max en el bolsillo de su dueño

Su familia se encontró de pronto en una situación económica aún más grave, obligados a pagar por los cuidados de su hijo. Por suerte, tanto el hospital ilegal donde se había realizado la operación como el responsable de la misma han sido condenados por la justicia china, y la familia ha sido indemnizada para poder cubrir todos los gastos médicos pasados, presentes y futuros. Pero ni que decir tiene que ni un millón de iPhone podrían cubrir todo este daño.

Vía | iDrop News