¿Será Apple la nueva-vieja Nokia? Eso opinan algunos analistas

¿Será Apple la nueva-vieja Nokia? Eso opinan algunos analistas

Compartir

Hace tan solo un par de días hemos asistido a un acontecimiento que podría marcar un importante tendencia de aquí en adelante. Apple publicó un comunicado firmado por Tim Cook en el que se anunció la reducción de las previsiones de ingresos de la compañía para el trimestre. Esto habría sido provocado por unas ventas de los nuevos iPhone más bajas de los esperado, además de otros factores externos como las complicaciones que se están dando en China, uno de sus principales mercados.

Muchos de los usuarios tenemos la creencia de que esto tan solo es un bache, que Apple está muy lejos de verse perjudicada irremediablemente. Sin embargo, algunos analistas no se sienten tan optimistas como nosotros. De hecho, indican que Apple podría estar en camino de repetir los mismos pasos que Nokia cuando se vió obligada a vender su división de dispositivos móviles a Microsoft. Salvando las diferencias entre las compañías, por supuesto.

Esta preocupación viene de uno de los analistas de Goldman Sachs, Rod Hall, que explica que la tendencia podría mantenerse en los resultados del próximo trimestre a causa de los problemas que se han dado en China. Además, compara la gran dependencia de Apple de los cambios de teléfono a la que sufría Nokia en un mercado saturado como lo era el de los teléfonos móviles hace más de una década. Los consumidores tardaban cada vez más en cambiar su teléfono, lo que dañó su crecimiento en gran medida.

Te puede interesar | Esto es lo que Tim Cook dijo a sus empleados para anunciar la previsible caída en ventas de Apple

En cualquier caso, es muy pronto para hablar de futuros funestos para Apple. Si recuperan la innovación, podrían volver a atraer el interés de todos esos consumidores que han dejado de cambiar de iPhone por el simple hecho de que cada vez es menos interesante. Es perfectamente comprensible que alguien no quiera comprar un iPhone nuevo cada año actualmente por la mínima lista de “novedades tangibles” que existen, y el problema real vendría si la compañía no aprende de esta situación.

Vía | CNBC