Todo lo que Apple debe mejorar en 2019

Todo lo que Apple debe mejorar en 2019

Unos retos a superar este año.

Compartir

Apple se encuentra en una disyuntiva: o seguir apostando por lo que le ha ido funcionando a lo largo de su historia, o tras verle las orejas al lobo a final de 2018, toma un nuevo impulso y dar un golpe de timón a todo lo que está haciendo. Muchos son los que piensan que Apps puede ser la nueva Nokia, que en su momento nadie pensaba que podía llegar a caer.

Tomando como punto de partida el inicio de este año, hemos analizad todo lo que Apple quizás deba acometer para volver a pisar fuerte. Vale, no se ha bajado de su pedestal y es la empresa más valiosa del mundo. Pero también es cierto que hay una sensación de desbandada de muchos usuarios. ¿Qué será aquello que debe corregir en 2019?

Te puede interesar | Apple enciende los animos en el CES con un anuncio gigante sobre la privacidad

Esto es todo lo que Apple debe mejorar este año

Política de precios y consumidores

Los precios de los iPhone, y en general de sus productos, son siempre objeto de debate. Podemos pensar o no que un iPhone o un Macbook es caro, pero de lo que no cae duda es que Apple vende objetos a un precio desorbitado con una calidad bastante discreta. ¿Quién va a comprar un cable de carga original de Apple a su precio? Probablemente nadie, no es de recibo abonar tal cantidad por un cable que termina sí o sí rompiéndose por el mismo sitio. La oferta de cables bien hechos que podemos encontrar en tiendas online es enorme, y sobre todo, económica.

O hablemos de iCloud. Es una vergüenza que Apple siga dando 5 GB gratis a sus usuarios, que por otra parte se han dejado cientos de euros en un dispositivo. Lo mínimo que se le podría exigir a los de Cupertino es que si compras un iPad de 128 GB, tengas gratis esa cantidad. Vale, los 50 GB solo cuestas 99 céntimos al mes, pero no deja de ser un auténtico despropósito. O por no hablar del caso de la política de sustitución de batería a 29 euros. ¿En serio? Una compañía de este calibre debiera haber afrontado esas reparaciones sin coste para el cliente.

Hacer “el iPhone”

Desde el año 2014 hasta el 2017 el iPhone tuvo el mismo diseño con la excepción del novedoso iPhone X. Es demasiado tiempo estirando el mismo chicle, un diseño que solamente tiene evoluciones en el interior: nuevos procesadores, cámaras actualizadas… ,pero poco más. Y todos los años es lo mismo, “Apple lo ha vuelto a hacer” o “El mejor iPhone que ha habido jamás”. No, ya es algo que no se sostiene más tiempo. El iPhone es un gran teléfono, pero la competencia empuja muy fuerte y no debes ni puedes dormirte en los laureles. No es de recibo que el teléfono estrella de 2018 sea el mismo, sí, el mismo que el de 2017 con algunas mejoras menores. Y que por ello, el consumidor deba pagar una auténtica barbaridad, más de 1600 euros por el tope de gama.

Los californianos quizás deban sentarse en la mesa y afrontar hacer un iPhone en condiciones, donde la batería que sea capaz de aguantar más de un día no sea una quimera. Donde haya cosas que sean especiales y dejen al resto de fabricantes con la boca abierta, un iPhone que enamore a los clientes y donde no haya mas humo. ¿No será capaz Apple de hacerlo? Probablemente sí.

Arriesgarse

Cierto es que Apple muchas veces nos ha dejado con la boca abierta: el momento más especial fue el 19 de enero de 2007 con la presentación del primer iPhone. ¿Cuántos momentos más de ese calado han existido? Difícil de cuantificar. ¿Los AirPods? ¿El iPad Pro? Quizás lo más cercano haya sido el nuevo Apple Watch Series 4. Magia, en Cupertino hay que volver a cautivar a los clientes, no puede ser que cualquier cosa que se haga sea mágica.

Apostar fuerte

Cuando Apple hace algo bien, lo hace como nadie. Por ejemplo, su política de privacidad tan alejada de la de Facebook o Google, su estrategia de reciclaje o la atención al cliente. Son apuestas de valor, y ahí es donde deben seguir trabajando duro, marcando ese hecho diferenciador que hace sentir a los consumidores que están en sintonía con una empresa de valor. Trazar una línea y hacer de ella la diferencia entre una forma de hacer las cosas y otra. Apple ha demostrado que puede, otra cosa es que deje pasar el 2019 en balde. La va bastante en ello y no se lo puede permitir.

¿Cuáles son en tu opinión los puntos en los que Apple debe dar un giro radical?

Vía | Fast Company