¿Debería Apple volver a fabricar un MacBook Pro de 17 pulgadas?

¿Debería Apple volver a fabricar un MacBook Pro de 17 pulgadas?

Desapareció en junio de 2012, pero ¿debería volver?

Compartir

Los ordenadores portátiles suelen clasificarse por el tamaño de la pantalla. Así, los más populares son los que tienen entre 13 y 15 pulgadas, aunque existen los que tienen menos pulgadas o más. Por ejemplo, hasta hace no mucho, Apple ofrecía un MacBook Air de 11 pulgadas que entraría en la categoría Netbook. Actualmente, también ofrece un MacBook de 12 pulgadas. El resto de su catálogo está formado por dispositivos de 13 y 15 pulgadas, aunque no siempre fue así.

Hubo un tiempo en el que los de Cupertino también fabricaban un ordenador portátil de 17 pulgadas, el más grande de la gama MacBook Pro. Estaba destinado a usuarios profesionales que necesitaban trabajar con una gran pantalla y requerían mucha potencia, como editores de vídeo y fotógrafos.

Sin embargo, un buen día de junio de 2012, cuando se presentó el nuevo MacBook Pro con pantalla retina y otros ordenadores de la compañía, este no fue renovado. Es más, desapareció de la Apple Store online, lo que quería decir que ya no iba a continuar desarrollándose. No fue la mejor forma de despedirse de él, ya que los de Cupertino en ningún momento lo mencionaron, solo se lo quitaron de en medio de “forma silenciosa”.

De ese día han pasado casi 7 años, y en todo este tiempo la compañía nunca más ha vuelto a crear un portátil de tales dimensiones. No obstante, otros fabricantes como LG o los destinados al gaming sí que presentan equipos de 17 pulgadas. ¿Debería Apple volver a fabricar un MacBook Pro de 17 pulgadas?

¿Por qué desapareció el MacBook Pro de 17 pulgadas?

Apple nunca dio una explicación de por qué decidieron que su portátil más potente hasta la fecha debía morir, pero nos podemos hacer una idea. El MacBook Pro de 17 pulgadas era un equipo caro, bastante. Estaba dirigido a un grupo muy específico, mucho más que uno de 13 o 15 pulgadas. Fue discontinuado justo cuando el de 15 pulgadas Retina apareció en pantalla, y al ser el primer modelo no fue para nada económico.

Imaginemos que Apple hubiera presentado junto a ese dispositivo un MacBook Pro de 17 pulgadas con pantalla Retina. Hubiera sido magnífico, capaz de hacer maravillas. Ahora pensemos en cuál hubiera sido su precio. Has acertado: prohibitivo.

No obstante, las pantallas Retina de los MacBook se han estandarizado. Pasaron del modelo Pro a los iMac para luego llegar al MacBook y, por último, al Air. Todos los portátiles de Apple ya cuentan con una y, si bien no son lo más barato del mercado y muchos no se lo pueden permitir, son, en cierta manera, más asequibles.

Un MacBook Pro de 17 pulgadas con pantalla Retina podría alcanzar un precio de salir de 2.700 euros, pero estamos hablando de Apple, una compañía que tiene un público muy fiel. No sería una locura ver un portátil de la manzana con ese precio.

El mundo ha cambiado, pero algunos tipos de usuario no

Vivimos en una sociedad frenética en la que estamos en constante movimiento. Algunos trabajadores y estudiantes necesitan un ordenador portátil para su oficio o la universidad, y eso significa desplazarlo muy a menudo. En estos casos, la mayoría busca un equipo que sea portátil y ligero, que no pese en el maletín, bolso o mochila y que sea eficiente. Seguramente se decanten por uno de 13 pulgadas, o de 15 si su diseño está muy trabajado para que resulte cómodo de transportar.

Pero no todo el mundo necesita mover su portátil día sí y otro también. Algunas personas, especialmente las que trabajan desde casa, es posible que no lo trasladen del escritorio de la habitación o despacho, o lo hagan en contadas ocasiones. El teletrabajo es una tendencia al alza que cada vez gana más adeptos no solo por comodidad, sino porque es más “económico” para las empresas y puede aumentar la productividad.

Cuando hablamos de teletrabajo podemos pensar en que solo se trata de tareas administrativas o comúnmente también llamadas “de oficina”. Pero estamos muy equivocados. Escritores, diseñadores gráficos, artistas, fotógrafos, editores y periodistas, por citar algunos ejemplos, pueden trabajar desde casa sin ningún problema. Algunas de estas profesiones necesitan de equipos muy potentes con pantallas de buena calidad para ofrecer un buen resultado, y ahí entraría el MacBook Pro de 17 pulgadas.

Ultrabook LG Gram de 17 pulgadas, tan fino como potente

Porque sí, es cierto que mientras estén en casa pueden utilizar monitores externos que superen las 20 pulgadas para un mejor desempeño, pero no siempre van a tener uno. La pantalla de un MacBook Pro de 17 pulgadas de estilo retina podría ofrecer un nivel de detalle exquisito que, junto a un buen procesador, sería capaz de desenvolverse con soltura en prácticamente cualquier tarea. Y lo más importante es que al tratarse de un ordenador portátil sería posible desplazarse donde necesitáramos. Una completa oficina móvil.

¿Debería volver a existir un portátil de Apple con estas dimensiones?

El público que necesita una pantalla de 17 pulgadas tuvo que buscar otras alternativas cuando Apple decidió discontinuarlo. Es muy probable que si volvieran a fabricar un modelo de estas características lo recuperaría.

El problema está en que no parece que Apple esté por la labor, y es una pena.