¿Usarías un WhatsApp de pago pero más seguro? Eso es lo que...

¿Usarías un WhatsApp de pago pero más seguro? Eso es lo que pretende YEO

La aplicación requiere del pago de una suscripción mensual para funcionar

Compartir

Los SMS han dejado de tener sentido desde que llegaron las aplicaciones de mensajería instantánea. Estas permiten establecer contacto rápidamente con nuestros amigos y seres queridos de forma totalmente gratuita. Solo se necesita una conexión a Internet en el teléfono móvil para funcionar. Además, ofrecen muchas más características y usos que los mensajes de texto tradicionales. También se pueden realizar llamadas telefónicas de audio y videollamadas y compartir archivos de todo tipo. Pero algunas de estas aplicaciones, como es el caso de WhatsApp, han demostrado no ser todo lo seguras que deberían.

Facebook es la propietaria de WhatsApp, la aplicación de mensajería instantánea más utilizada del mundo. Desde hace algunos años la red social de Mark Zuckerberg no ha parado de estar relacionada con diversos escándalos, sobre todo de privacidad. Se sabe que se comercializa con los datos de los usuarios para ofrecer resultados personalizados en anuncios y publicidad de toda clase, y eso hace que la confianza en la app de chat esté por los suelos.

Para YEO la privacidad es lo más importante

De esa desconfianza nace YEO (Your Eye Only, “Solo tu ojo”), una nueva plataforma de mensajería que promete la seguridad que le falta a WhatsApp. Uno de sus mayores atractivos está en el sistema de seguridad por reconocimiento facial. Al igual que los chats más privados de Telegram, en YEO somos nosotros los que decidimos cuánto tiempo y queremos que se puedan ver los mensajes y contenido enviado a través de la aplicación. También dispone de una característica muy curiosa que permite a los usuarios restringir la visibilidad de las imágenes, vídeos y documentos enviados a una ubicación específica. Por si fuera poco se puede eliminar todo el historial con solo un clic.

Además, está libre de publicidad para los usuarios, siendo necesario el pago de una suscripción mensual de 6,42 dólares para poder utilizarla. Para que los usuarios se animen a probarla se puede acceder a un periodo de prueba de 14 días. Pero ya sabemos cómo lleva la gente eso de pagar por aplicaciones y servicios.

Puede que YEO sea una opción interesante para entornos empresariales en los que la privacidad y la discreción están a la orden del día, pero no para el resto del público. A mucha gente no le importa que se comercialice con sus datos mientras servicios como WhatsApp sean gratuitos y funcionen correctamente la mayor parte del tiempo. Recordar que hace unos años WhatsApp era de pago. En iOS había que pagar para descargar la aplicación, mientras que en Android se proporcionaba un año gratuito y a partir del segundo había que pagar una cuota anual. ¿Cuánta gente estaba en desacuerdo con esta política? Un número incalculable.

De momento, YEO solo está disponible para iPhone, que ya se puede descargar desde principios de enero de este 2019. Su contraparte en Android todavía no lo está, aunque sus creadores aseguran que llegará en los próximos meses.