La Universidad de Cambdrige lanza una app para iOS para que entrenes...

La Universidad de Cambdrige lanza una app para iOS para que entrenes tu mente

Pone tu mente a 1000, ¿o no?

Compartir

¿Cuántas horas pasamos a lo largo del día delante de una pantalla? Ya sea por trabajo o por simple distracción, llega el momento de querer desconectar y es norma general acabar agotados. Sí, la evolución de la tecnología y el uso indiscriminado de la misma hace que el trabajo mental sea intenso, lo que nos deja energía para hacer nada más.

Según hemos sabido, la universidad de Cambridge ha desarrollado una aplicación que tiene como objetivo aumentar la concentración tras solo un mes de uso. Aunque hay algunas voces discordantes, algunos científicos afirman que el uso de la app no sirve de mucho, y que solo consigue entretener.

Te puede interesar | Lo que tengo en mi iPhone: las 10 apps imprescindibles de los editores

Decoder, ¿es efectiva?

La app ha sido desarrollada por un equipo de conducta y clínica del Instituto de Neurociencias de la prestigiosa universidad británica y aseguran que su efectividad está más que probada al haberse seguido una pauta rigurosa en cuanto al diseño y pruebas de la aplicación, en definitiva, que no se trata de un simple juego sin más.

Los detractores de las supuestas bondades de Decoder se escudan en un hecho: la aplicación es agradable de usar y efectivamente puede ayudar en determinadas circunstancias a mejorar la concentración. Ahora bien, si alguien necesita entrenar su mente y obtener estos beneficios lo mejor que puede hacer es otro tipo de actividades que no impliquen estar detrás de una pantalla. Ponen como ejemplo el de dar un paseo o realizar actividades deportivas.

“Los beneficios parecen ser limitados a un equipo de prueba y sólo con el uso supervisado de la aplicación,”

Son palabras de Til Wykes, del Kings College de Londres, que afirma además que esta aplicación es solamente efectiva en una serie de sujetos que están siendo supervisados, por lo que fuera de esos estudios no tiene demasiada efectividad. Porque a decir verdad, ¿quién necesita aumentar su concentración frente a un iPad pulsando círculos de colores?