Apple se reunió en secreto con proveedores de tecnología de realidad aumentada en el CES 2019

    Varios ingenieros de incógnito se pasearon por el CES

    Apple no es una empresa que asista a ferias de tecnología, a pesar de poder hacerlo hace ya muchos años que la compañía lo decidió. Por ese motivo no vemos a Apple en ferias como el recientemente celebrado CES ni tampoco la veremos en el próximo Mobile World Congress.

    Sin embargo, que no vaya de forma oficial no quiere decir que Apple no se encuentra presente. En este tipo de ferias se puede llegar a muchos acuerdos y no hay que desaprovechar la oportunidad. Eso mismo es lo que ha pasado en el CES 2019 donde empleados de incógnito de Apple han mantenido reuniones importantes relacionadas con la realidad aumentada.

    El próximo gran dispositivo esta cerca

    Según nos informan desde appleinsider, varios ingenieros de Apple y personal clave asistieron al Consumer Electronics Show en busca de tecnología integral para la creación de las rumoreadas gafas de realidad aumentada que Apple está diseñando. Según los expertos, los planes de la compañía es que estas gafas vean la luz en 2020.

    Freelancer/renanmoreno (Renan Moreno)

    La información detalla que más de media docena de representantes de Apple, que iban de incógnito, visitaron varios proveedores relacionados con la realidad aumentada o AR en el CES 2019. A la feria asistieron importantes empresas relacionadas con la AR como Lumus, Vuzix, DigiLens y WaveOptics.

    Las noticias relacionadas con las supuestas gafas de Apple han disminuido estos últimos meses, pero eso no quiere decir que la compañía haya abandonado sus intenciones. Todavía queda un año para el posible lanzamiento, pero Apple quiere tenerlo todo bien atado antes de presentar un dispositivo llamado a sustituir tanto al iPhone como al Apple Watch.

    Se avecinan cambios importantes en Apple ahora que el iPhone ya no parece ser tan importante. Lo servicios de suscripción van a dar un empujón a la compañía y nuevos dispositivos como las gafas inteligentes podrían sustituir los ingresos que generaba el iPhone.