iPad Pro: cuando el intelecto conoce a la belleza

iPad Pro: cuando el intelecto conoce a la belleza

Compartir

El 30 de octubre de 2018 se celebró un evento especial de Apple en el que fue presentado el iPad Pro de tercera generación. Desde aquel día, este modelo se convirtió en la primera tablet de Apple en ofrecer un cambio tan drástico en su diseño en toda la historia de la compañía.

El iPad Pro de nueva generación tiene una gran pantalla Liquid Retina que cubre prácticamente toda la parte frontal, con las esquinas redondeadas, con unos marcos muy reducidos y sin botón de inicio. Estas características hacen que su diseño sea una auténtica maravilla visual.

Hoy, desde iPadízate, hemos querido rendir homenaje a esta obra maestra de la tecnología hablando sobre la estrecha relación que reside entre su diseño y su hardware. Así es como el intelecto (entiéndase como hardware) ha conocido a la belleza (diseño) en la tablet de la firma de Cupertino.

Te puede interesar | Nuevo iPad Pro de 3ª generación: análisis tras un mes de uso

El nuevo iPad Pro ofrece mucho más que un bonito diseño

Desde el primer momento en el que comienzas a utilizar el nuevo iPad Pro de Apple te das cuenta de que no es, simplemente, un iPhone XS gigante. Es mucho más que eso, aunque en términos psicológicos sea algo difícil de explicar. Y esto nos lleva al primer punto: Apple se las ha ingeniado para no implementar un marco superior integrado en la pantalla (notch) para colocar los sensores de reconocimiento facial y la cámara frontal.

Por razones obvias, el iPad Pro cuenta con mucho más espacio en su interior para acoger los diferentes componentes de hardware entre los que se encuentran los sensores de Face ID. Los últimos modelos de iPhone, por el contrario, sí se requería implementar el notch en la pantalla. Pero este aspecto del diseño de los smartphones ha generado mucha polémica entre los usuarios, dividiendo a los fans de Apple en dos facciones: los que adoran y los que odian el notch.

La hermosa belleza del diseño del iPad Pro en relación a la potencia de su hardware se define perfectamente en uno de sus elementos externos, su cargador. El nuevo adaptador para el puerto USB-C nos brinda un claro ejemplo sobre cómo el diseño y el hardware de la tablet van de la mano para ofrecer una experiencia de usuario única e inmejorable. Su cargador es más potente que nunca (18W) pero también es más estético gracias a un diseño cilíndrico y un acabado elegante y minimalista.

Existe otro importante factor de diseño relacionado con el hardware del iPad Pro de 2018. Hablamos de sus bordes planos. Desde 2010, exceptuando el iPad original, todos los modelos tenían unos bordes redondeados. Esto ha cambiado, pero no se trata de un mero cambio visual… y es que los bordes planos del iPad Pro están especialmente diseñados para colocar el Apple Pencil de segunda generación en un lateral. Ya que, como muchos/as de vosotros/as sabréis, se puede acoplar magnéticamente en un borde de la tablet para cargar su batería de forma inalámbrica.

En la parte trasera del iPad Pro de tercera generación la cosa cambia. Nos encontramos con dos pequeños detalles que, no vamos a decir que afean su diseño, pero sí chocan bastante con el resto del aspecto visual de la tablet. Nos referimos, como no podía ser de otra manera, a la protuberancia de la cámara y a las líneas de las bandas de antena.

El orificio diseñado para la cámara trasera tiene una pequeña protuberancia que sobresale poco más de un milímetro. Y, aunque no influya para nada en el uso del iPad Pro, sí le da un aspecto extraño. Esto probablemente sea debido a que Apple haya querido priorizar la reducción del grosor del dispositivo, dado que el nuevo iPad Pro es el más fino de la historia.

Como mencionábamos, sus bandas de antena también han cambiado ligeramente con respecto a otros modelos. Una pequeña línea de esta banda dibuja un pequeño trazado perpendicular de apenas un par de milímetros hacia la parte superior. Es una línea muy discreta, y al fin y al cabo no hace otra cosa sino mejorar la conectividad Wi-Fi y de datos móviles.

El diseño del nuevo iPad Pro es espectacular, cuenta con un elegante aspecto que invita a sentirse maravillado/a ante su presencia. Se nota que Apple ha cuidado hasta el más mínimo detalle, incluyendo esos pequeños bordes redondeados de la pantalla… que hacen que su estética sea aún más premium.