Con dos años de retraso, Android Q tendrá su propio Face ID

Con dos años de retraso, Android Q tendrá su propio Face ID

Llega tarde y veremos si iguala a Face ID

Compartir

Face ID se ha convertido en el nuevo sistema de identificación y reconocimiento biométrico a superar por la competencia. De igual forma que sucedió con Touch ID, Apple volvió a adelantarse al resto de la industria creando y mejorando un sistema más cómodo que cualquier otro. Ya sabes: “tu cara es tu contraseña”.

Ha pasado casi un año y medio desde que Apple lanzara Face ID con el iPhone X y es un sistema que ya se ha extendido a otros tres dispositivos: el iPhone XS, el iPhone XR y el iPad Pro. Los rumores indican que este año veremos una gran mejora con la llegada los iPhone XI junto con la segunda generación de Face ID.

Mientras Apple ya plantea su actualización, otros ni siquiera han conseguido igualar la primera versión de Face ID. No nos extraña ya que se siguen los mismos pasos que con Touch ID. Pero parece que Google quiere revertir esta situación y, aunque tarde, la próxima versión de Android incluirá soporte nativo para reconocimiento facial al estilo de Face ID.

Te puede interesar | El reconocimiento facial de Android fracasa: se salta con una foto en más de 30 dispositivos

Android Q tendrá Face ID

Ya se empiezan a conocer las primeras novedades que tendrá Android Q, nuestros compañeros de Andro4all cuentan con mucha información al respecto, y entre todas ellas destaca el soporte nativo para sistemas de reconocimiento facial avanzados como el que utiliza Apple con su cámara TrueDepth que hace posible Face ID.

Se tarta de una mejora importante ya que de esta forma Google ofrecerá APIs para que los desarrolladores puedan incorporar este tipo de desbloqueo a sus aplicaciones y que sirva para algo más que para desbloquear el dispositivo.

Aunque llegará con dos años de retraso, y luchará con una evolución notable por parte de Apple, se tarta de una mejora importante para Android que permitirá a los smartphones de cualquier tipo de marca competir con el iPhone en igualdad de condiciones. Y esta competencia solo hará que Apple se esfuerce por seguir mejorando.