Relájate y contempla el proceso de creación de una funda de cuero...

Relájate y contempla el proceso de creación de una funda de cuero artesanal para el iPhone XS

Un proceso artesano y meticuloso.

Compartir

Pocas veces tenemos la oportunidad de apreciar cómo se realizan algunos de los accesorios para nuestros dispositivos. En este caso, hablamos de una prestigiosa marca de fundas de piel, que ha elaborado un vídeo en el que durante 10 minutos nos muestran todo el proceso de fabricación de la funda del iPhone XS.

Las fundas de piel son muy valoradas por multitud de usuarios, ya que tienen la característica de envejecer muy bien, a medida que pasa el tiempo llegan a ponerse más bonitas incluso, proporcionan buena protección ante impactos y tienen un olor característico que las hace muy peculiares. El problema, que no son precisamente económicas.

Te puede interesar | 12 útiles accesorios para tu iPhone y iPad a un precio inmejorable

Así se fabrica una funda de piel

Esta marca tarda unas 5 horas en realizar una funda, desde que se corta la piel hasta que queda lista para colocar. Presumen además de ser cien por cien naturales, obviamente has de desconfiar de fundas de piel que cuesten poco dinero, ya que es un proceso laborioso y que lleva multitud de pasos intermedios.

Cada funda ha de ser cortada de manera manual, lo que obviamente encarece el producto, pero a decir verdad, los resultados son espectaculares. Tienen el añadido de poseer una durabilidad enorme, pudiendo permanecer en buenas condiciones hasta más tiempo que el teléfono. Una funda como la que hemos visto en el vídeo tiene un coste de unos 79 dólares en la página web del propio fabricante.

La compañía encargada de su fabricación es Saddleback Leather Company, y están radicados en Fort Worth, Texas. No solo fabrican fundas, sino todo tipo de artículos en piel, desde maletines para portátiles, mochilas o cinturones. Ahora que has podido ver el proceso de fabricación de una funda y todo el trabajo que lleva, entenderás el por qué de esos precios. Eso sí, nada como la piel para vestir a un iPhone.