iOS 12.1.4 resolverá el problemático bug de FaceTime

iOS 12.1.4 resolverá el problemático bug de FaceTime

Compartir

Hace unos días pudimos conocer la existencia de un importante bug que podía comprometer la privacidad de los usuarios de iOS. Este error, de extrema gravedad, permitía que los usuarios pudieran ser escuchados sin su permiso haciendo uso de la función de FaceTime grupal que se integró en el sistema hace tan solo unos meses. Para ello, tan solo era necesario que el emisor de la llamada incluyese su propio número dentro de la llamada tras haber llamado a otro usuario.

Esto, que durante un tiempo habría permitido que otros usuarios pudiesen espiarnos sin ni siquiera mostrar en pantalla que el teléfono está dentro de una llamada, es un fallo garrafal que ha provocado que Apple desactive las llamadas grupales temporalmente. Sin embargo, una solución ya estaría en camino, y llegaría con una nueva actualización de software denominada iOS 12.1.4, que ha comenzado a aparecer en las estadísticas de la web MacRumors.

Esta actualización podría llegar en unos días, dada la prioridad que habría tomado dentro de la compañía un error como este. Por ahora, no hay riesgo de que vuestro dispositivo sufra este error, ya que como comentamos antes se han desactivado las llamadas grupales en los servidores de Apple, impidiendo que se pueda usar la función. Así, no es necesario entrar en pánico, ya que estamos protegidos, aunque sea de una forma rudimentaria y dejándonos sin una de las novedades de iOS 12.

Te puede interesar | El famoso bug de Facetime fue descubierto por un adolescente que estaba jugando a Fortnite

Esta situación resulta especialmente irónica, ya que no hace ni un mes desde que Apple lanzó una campaña en el CES en la que hacía énfasis en la seguridad de sus dispositivos. Al final, el eslógan de “Lo que pasa en el iPhone, se queda en el iPhone” se les ha quedado un poco obsoleto, y tras descubrir que otras compañías compran nuestros datos de forma evidente, y a precio de saldo, este mes de enero se ha convertido en un complicado periodo para la privacidad.