Los 4 fallos más catastróficos de Apple durante 2018

Los 4 fallos más catastróficos de Apple durante 2018

Compartir

Fuente: HuffPost India

Apple es una compañía de gran éxito en el sector de la tecnología, eso es algo que no admite discusión. Pero a pesar de sus grandes éxitos… también cosecha grandes fracasos.

La firma de Cupertino ha sufrido una gran caída en las ventas de sus últimos modelos de iPhone. Aún así, Apple sigue estando en la cima. Aunque hay muchas áreas en los que podrían y deberían mejorar…

De un modo u otro, todas las grandes compañías tienen sus momentos más críticos. Sin ir más lejos, Apple ha recibido un duro golpe después del descubrimiento de un bug de las videollamadas en grupo de FaceTime que permitía espiar a otros contactos sin que respondieran a la llamada.

Aprovechando esta última polémica relativa a la compañía de la manzana mordida, hemos querido recopilar todos los fracasos en los que se ha visto envuelta Apple a lo largo del año 2018.

Te puede interesar | Las 5 peores predicciones sobre Apple de todos los tiempos

1. iPad Pro

No nos malinterpretéis, el nuevo iPad Pro de tercera generación es una auténtica maravilla y una obra de arte en términos de diseño. Y estamos completamente seguros de que está teniendo un gran éxito en el mercado de tablets. Pero llegó con un serio problema, el famoso #BendGate2. Aunque nosotros no hemos tenido este problema, han sido muchos los usuarios que han reportado que se dobla con relativa facilidad.

Pero, en realidad, los fallos en los controles de calidad de la compañía de la manzana mordida no son algo nuevo. Prácticamente cada año, es muy fácil encontrar un pequeño defecto de diseño, de hardware o de software en cada uno de sus nuevos dispositivos iPhone y iPad.

Tengamos en cuenta que Apple ha tenido que acelerar el ritmo en la producción en masa de sus dispositivos para cumplir con la alta demanda. Así que por una parte es lógico pensar que la compañía cometerá errores. Pero, por otra parte… es imperativo considerar que Apple es una marca muy reconocida a nivel mundial y sus productos no son, precisamente, baratos.

2. HomePod

Otro de los productos de Apple que ha tenido más problemas, en esta ocasión a nivel de ventas, es el HomePod. El altavoz inteligente de la compañía es un producto magnífico. Uno de los mejores del mercado, sin duda, pero tiene un problema muy grave: Siri no es capaz de alcanzar el nivel de los otros asistentes virtuales.

El HomePod tiene un diseño muy elegante, moderno y minimalista. Su hardware es súper potente. Además, su micrófono tiene un largo alcance. ¿Pero de qué sirve todo esto si Siri no es capaz de entender y/o ejecutar todos los comandos de voz?

3. iOS 11

La polémica desatada tras el lanzamiento de iOS 11 supuso un gran punto de inflexión de cara al desarrollo de iOS 12. De hecho, la compañía centró todos sus esfuerzos en mejorar la estabilidad y el rendimiento de su sistema operativo, en lugar de ofrecer decenas de nuevas funciones para iPhone y iPad.

Por supuesto, y como no podía ser de otro modo, hablamos de la ralentización del rendimiento en iOS 11. O, dicho en otras palabras, el #BatteryGate. Supuestamente, Apple ralentizó el rendimiento de los modelos más antiguos de iPhone con el único fin de alargar la vida de la batería. Obviamente, la compañía recibió muchas críticas, incluso demandas, y tuvieron que añadir una opción en iOS 11.3 para deshabilitar esta “prestación”. Sin duda, un fallo vergonzoso y embarazoso por parte de Apple.

4. AirPower

¿Qué está pasando con el AirPower, Apple? No podíamos terminar esta lista sin incluir el fracaso más sonado de la compañía de la manzana mordida: el frustrado lanzamiento de su base de carga inalámbrica para iPhone, AirPods y Apple Watch.

En un principio, desde Apple presentaron su AirPower a finales de 2017, y aseguraron que estaría disponible a inicios del año 2018. Vaya, ha pasado ya más de un año y ni rastro del AirPower.

Comenzó como una gran idea, un genial dispositivo capaz de cargar varios terminales al mismo tiempo… ¡y de forma inalámbrica! Pero los problemas en su manufacturación y/o desarrollo, y los continuos retrasos han hecho que los usuarios de iPhone X, XR, XS y XS Max comiencen a buscar otras alternativas más actuales y, probablemente, mucho más asequibles económicamente.