El cerebro del iPhone: historia de todos los procesadores de Apple

El cerebro del iPhone: historia de todos los procesadores de Apple

Descubre las características de todos los procesadores que ha diseñado Apple

Compartir

Apple siempre encuentra la perfecta conexión entre el software y el hardware. Es una de las ventajas que tiene sobre el resto de fabricantes ya que es capaz de crear tanto el sistema operativo como el hardware específico que sus dispositivos necesitan. Esta combinación hace que los productos de Apple sean prácticamente imposibles de igualar en rendimiento.

Si hay algo esencial en todo dispositivo es su procesador. Gracias a este cerebro nuestro iPhone on iPad es capaz de realizar todas las tareas que le exigimos. Estamos acostumbrados a los procesadores de la serie A que Apple lleva utilizando durante años en sus dispositivos iOS, procesadores específicamente desarrollados por Apple. Pero esto no fue siempre así, los primeros iPhone montaban procesadores APL, también diseñados parcialmente por Apple pero sin tanta dedicación como lo hacen ahora.

Especificaciones de los procesadores que ha diseñado Apple

APL0098

El primer procesador diseñado por Apple estaba destinado a ser el cerebro del dispositivo que lo cambiaría todo: el iPhone. Aunque Apple también lo incluyó en el iPod Touch. El APL0098 apareció en el año 2007 y estaba fabricado por Samsung en 90 nanómetros, era de tan solo 16 bits y contaba con un solo núcleo a una frecuencia de 412 MHz. De la GPU se encargaba PowerVR de Imagination Technologies, que lo haría durante varios años.

APL0278

El segundo procesador de Apple se utilizó en el iPod Touch de segunda generación lanzado en el año 2008, Apple utilizó el APL0098 en el iPhone 3G. Samsung y Apple consiguieron rebajar los nm hasta los 65 y el procesador contaba con una frecuencia de 533 MHz y un solo núcleo.

APL0298

Introducido en el año 2009 junto con el iPhone 3GS, utilizada los núcleos Cortex-A8 en su único núcleo que contaba con una frecuencia de 600 MHz. El proceso de fabricación seguía siendo de 65 nanometros y los 32 bits llegaban por primera vez al iPhone.

APL2298

Este procesador esta una versión revisada del anterior que Apple incluyó en una nueva hornada de iPhone 3GS y en un nuevo iPod Touch. La principal diferencia respecto al APL0298 es que se conseguían bajar los nanómetros de 65 a 45.

Procesador A4

Llegamos al nacimiento de la saga de procesadores A de Apple que tuvo lugar en el año 2010. La compañía ya había dado cuenta de la importancia de los procesadores y el chip A4 fue una muestra de ello. Este procesador debutó con el iPad original y también fue introducido en el iPhone 4, el iPod Touch de cuarta generación y el Apple TV 2.

Apple consiguió con este procesador llegar por primera vez a una frecuencia de 1 GHz, eso sí en la versión para el iPad. El A4 del iPhone 4 y el iPod Touch se quedaba en los 800 MHz. DE nuevo se tratada de un procesador de un núcleo ARM Cortex-A8 fabricado en 45 nm.

Procesadores A5 y A5X

Con la siguiente evolución de sus procesadores Apple decidió distinguir, al menos en cuanto a nombre, el procesador del iPhone y el del iPad. El modelo destinado al tablet de Apple ahora tenía la letra “X” para identificarlo, y volvía a ser más potente.

El procesador A5, que apareció en 2011, fue el primero de Apple en tener dos núcleos trabajando a la vez y utilizando la tecnología ARM Cortex-A9. En el caso del iPhone 4s el procesador tenia una frecuencia de 800 MHz y estaba construido con arquitectura de 45 nm. Apple utilizó una versión mejorada de 32 nm para el iPad 2, el iPod Touch 5, el iPad mini y la tercera generación del Apple TV.

Un año más tarde, en marzo de 2012, Apple presentaba un iPad de tercera generación que estrenaba las generaciones “X” del procesador de Apple. Esta versión mejorada subía la frecuencia del procesador y le daba mas potencia al tablet de Apple, duplicando la potencia gráfica del A5.

Procesadores A6 y A6X

Llegamos al año 2012, un año en el que llegan al mercado el iPhone 5, el iPhone 5c y la cuarta generación de iPad. Este procesador de doble núcleo reducía su tamaño hasta los 32 nm, lo que permitía un ahorro en el consumo del 22%. Los dos núcleos ARM Cortex-A15 denominados por Apple Swift llegaban a una velocidad de 1,3 GHz.

El cuanto al A6X del iPad de cuarta generación, a pesar de seguir siendo Dual Core conseguir duplicar la potencia gráfica del anterior A5X. La velocidad mejoraba ligeramente sobre el A6 normal llegando a los 1,4 GHz.

Procesador A7

En septiembre del año 2013 Apple sorprendía a todo el mundo lanzando el iPhone 5s con Touch ID y con el primer procesador móvil de 64 bits de la historia. Además del iPhone 5s, Apple también lo introdujo en los iPad Air, iPad Mini 2 y iPad Mini 3.

En cuanto al procesador, el A7 contaba con dos núcleos Cyclone de 64 bits diseñados por Apple que llegaban a una frecuencia de 1,4 GHz. El proceso de fabricación del A7 era fue de 28 nm y incluía un co-procesador llamado M7 para algunas tareas, desde entonces ese co-procesador siempre ha estado presente.

Procesadores A8 y A8X

El procesador A8 llegó junto con los iPhone 6 y 6 Plus prometiendo una mejora del 25% a nivel de CPU y del 50% en cuanto a gráficos. Sigue siendo un procesador muy presente ya que está disponible en el hipad mini 4 y en el HomePod.

Con el SoC A6 Apple volvía a conseguir reducir el tamaño llegando a los 20 nm. La compañía siguió apostando por dos núcleos de 64 bits que corrían a 1,4 GHz y por primera vez TSMC sustituía a Samsung como fabricante de los procesadores de Apple.

El A8X llegó dentro del iPad Air 2 presentado en octubre de ese mismo año prometiendo mejoras del 40% respecto a su predecesor, el A7. Además subía ligeramente la frecuencia hasta los 1,5 GHz.

Procesadores A9 y A9X

Unos procesadores con cierta polémica ya que Apple utilizó tanto a Samsung como a TSMC como fabricantes. Samsung fue capaz de reducirlo hasta los 14 nm, pero TSMC se quedó en los 16 nm. Por lo tanto, el fabricado por Samsung era más potente que el fabricado por TSMC.

Apple prometió una mejora del 70% en cuanto a procesos y del 90% en cuanto a gráficos. El A9 fue el procesador de los iPhone 6s y 6s Plus y se incluyó posteriormente en el iPhone SE y en el iPad 2017. Contaba con una CPU ARMv8-A de doble núcleo llamados Twister que funcionaban a 1,85 GHz de velocidad.

El A9X fue el procesador que incorporó el primer iPad Pro lanzado en el año 2015. En este caso estaba fabricado exclusivamente por TSMC, contaba con los mismos dos núcleos que el A9 pero con una velocidad de 2,26 GHz.

Procesadores A10 Fusion y A10X Fusion

Por primera vez Apple lanzaba un procesador de cuatro núcleos que acompañaría al iPhone 7 y 7 Plus. Dos de ellos para tareas exigentes y otros dos para cuando necesitábamos potencia. Apple dijo que era un 40% más rápido que el A9 y con unos gráficos un 50% mejorados.

Fabricado por TSMC en 16 nm, los cuatro núcleos no trabajaba nunca a la vez, dos de ellos eran Hurricane y los otros dos Zephyr, y corrían a 2,34 GHz.

El procesador A10X Fusion llegó junto con el nuevo iPad Pro de 10,5 pulgadas y la segunda generación del iPad Pro de 12,9. Fue el primer procesador fabricado en 10 nm y le otorgaba a los nuevos iPad un 40% más de potencia respecto a los anteriores A9X.

Procesador A11 Bionic

El A11 Bionic fue el primer procesador diseñado por Apple para la inteligencia artificial y se incluyó en los iPhone X, 8, 8 Plus. Apple daba el salto a los 6 núcleos, dos de ellos de alto rendimiento que llegan a los 2,39 GHz, llamados Monsoon, y cuatro para tareas más cotidianas, llamados Mistral.

Fabricados por TSMC en 10 nm el procesador A11 Bionic consigue ser un 25% más rápido que el A10 y hasta un 70% más eficiente. Cuenta con un motor neuronal y además Apple rompe con PowerVR y comienza a diseñar también los chips gráficos.

Procesadores A12 Bionic y A12X Bionic

Lo últimos procesadores que ha fabricado Apple y que se encuentran en el interior de los nuevos iPhone XS, XS Max y XR. El A12X es el cerebro de los nuevos iPad Pro de 2018. El diseño es parecido al A11, dos núcleos para tareas exigentes y cuatro para tareas cotidianas.

Sin embargo, el A12 Bionic destaca por ser el primer procesador del mercado diseñado en 7 nm lo que le otorga hasta un 15% más de potencia respecto al A11 Bionic y una mejor eficiencia que llega al 50%. Los nuevos núcleos se denominan Vortex y Tempest y son capaces de llegar a una frecuencia de 2,49 GHz.

El A 12X cuenta con el mismo diseño pero es mucho más potente, hasta tal punto que los resultados mejoran a muchos procesadores Intel de ordenadores portátiles.

Estos son todos los procesadores que han incluido los dispositivos iOS hasta ahora, pero no son los únicos que Apple ha diseñado. Además de estos tenemos que tener en cuenta los procesadores de la serie S que Apple utiliza en el Apple Watch, la serie W que se utiliza en accesorios y también en el Appel Watch y la serie T que está dentro e algunos MacBook.