Los usuarios de iPhone gastaron una media de 79 dólares en apps...

Los usuarios de iPhone gastaron una media de 79 dólares en apps en 2018

Nada menos que 79 dólares de media.

Compartir

Hablar de smartphones es hacerlo de aplicaciones móviles. Ambos conceptos van de la mano, y no se entiende el uno sin el otro. La tienda de aplicaciones de Apple, la App Store sufrió un profundo cambio con iOS 11 a finales de 2017, quizás fue el cambio más interesantes desde su aparición en julio de 2008.

Buena prueba de ello es que los usuarios de iOS han gastado más en la compra de aplicaciones móviles este año. El aumento ha sido de un 36 por ciento con respecto al año pasado. ¿Será porque la tienda de apps es una joyita que hace que se nos apetezca cualquier cosa? Analicemos los resultados que hemos conocido por medio de Techrunch y que han sido recogidos por Sensor Tower.

Te puede interesar | Los nuevos iPad, los AirPods 2 y la base AirPower podrían lanzarse el 29 de marzo

El gasto medio aumenta

El gasto medio en aplicaciones para un usuario pasó desde los 58 dólares del año 2017 a los 79 del año pasado, una tendencia alcista de nada menos que un 36 por ciento, una de las mayores subidas de los últimos años. La categoría que se vuelve a llevar la palma en cuanto a pagos son los juegos, la categoría estrella dentro de la App Store.

gasto apps 2018

Sin embargo, hay un dato que da lugar a la reflexión. Los usuarios están pagando muy a gusto aplicaciones que tienen suscripciones, comprobamos que su número no para de ir en aumento. Se trata de una fórmula por la cual no compras la app de manera definitiva, sino que pagas por usarla mediante un plan que puede ser semanal, mensual o anual.

En definitiva, el aumento se produce en todas las categorías, ya sea entretenimiento, redes sociales o estilo de vida. Instalar y comprar aplicaciones ya no es un hecho tan infrecuente, los usuarios de iOS no escatiman a la hora de comprar. ¿El por qué? La tienda de apps tiene un aspecto fantástico, y que iOS sea un sistema cerrado hace que el diseño de estos programas suela ser bastante apetecible y su funcionamiento más que óptimo, amén de la seguridad de la que hace gala. Y Apple frotándose las manos, un 30 por ciento de sus ingresos proviene de compras de la App Store.