4 películas profesionales que fueron grabadas con un iPhone

4 películas profesionales que fueron grabadas con un iPhone

Algunas de las escenas de Los Vengadores fueron grabadas con un iPhone

Compartir

Las nuevas tecnologías han permitido que cualquier persona pueda grabar una película. Para aportar un granito de arena en el séptimo arte ya no se necesitan cámaras de vídeo carísimas a las que solo los estudios tienen acceso. Un smartphone y determinación es suficiente para plasmar esa idea que tenemos en la mente.

No es ningún secreto que los iPhone tienen un buen apartado fotográfico. Normalmente solo nos fijamos en lo buenas instantáneas que permite capturar, y no tanto en el vídeo, que también es bastante bueno. Desde el iPhone 6s es posible grabar en resolución 4K con alta calidad, cosa que ha ido mejorando en modelos posteriores. Por eso no es de extrañar que varios cineastas o gente corriente hayan realizado proyectos solo con el teléfono móvil inteligente de Apple.

Si bien hay una clara diferencia entre una cámara de vídeo profesional y un iPhone, se puede conseguir un resultado cinematográfico capaz de deslumbrar en los mejores festivales de cine independientes y, aunque parezca increíble, en Hollywood.

Unsane

Steven Soderbergh no necesita presentación. Es el director de títulos taquilleros como Ocean’s Eleven y sus sucesoras, Erin Brockovich y Magic Mike. Aunque en 2013 anunció que se retiraría no lo llegó a cumplir, y el pasado 2018 estrenó la que fue su primera película grabada con un iPhone.

El modelo del smartphone de Apple que utilizó fue el iPhone 7 Plus, y solo necesitó 7 días para grabarla. Se estrenó mundialmente en el Festival Internacional de Cine de Berlín, también conocido como Berlinale, el 21 de febrero de 2018, llegando a los cines meses después.

En el reparto encontramos a actores de talla internacional como Claire Foy, que da vida a la protagonista, llamada Sawyer Valentini, y a Matt Damon como el detective Ferguson.

La película trata sobre cómo una mujer ingresa en un centro psiquiátrico porque el personal sanitario piensa que está sufriendo episodios agudos de paranoia por un hombre que no para de acusarla en el mundo virtual. Sin embargo, una vez internada, descubre que su acosador trabaja en el centro.

Tangerine

Uno de los estrenos del festival de Sundance más exitoso de los últimos años. Para grabar Tangerine su director, Sean Baker, solo necesitó tres iPhone 5s, un smartphone que, debido a su relativa antigüedad, puede conseguirse a un muy buen precio en 2019.

Para darle un aspecto más cinematográfico incorporó a la cámara de los iPhone una lente anamórfica que expandía la imagen hasta darle un aspecto panorámico. También utilizó estabilizadores, ya que el iPhone 5s no es capaz de estabilizar la imagen demasiado bien por sí solo. Respecto al software de grabación usó Filmic Pro, el cual puede descargarse desde la App Store por alrededor de 17 euros.

Baker cuenta que han sido muchos los beneficios de rodar Tangerine con iPhone. Por ejemplo, que todo es mucho más rápido y manejable, que no llama tanto la atención y que las personas que no son actores profesionales no se sienten tan intimidadas como sí lo podrían estar por una cámara de vídeo.

Tangerine cuenta la historia de la prostituta transgénero Sin-Dee Rella, la cual acaba de cumplir condena en prisión y que con la ayuda de su amiga Alexandra se vengará de su novio, Chester, el cual la ha estado engañando.

High Flying Bird

Steven Soderbergh vuelve a repetir en la lista con otra película, esta vez estrenada este 2019, un año después de Unsane y que también ha sido grabada con un iPhone. Esta vez el modelo de smartphone utilizado es el iPhone 8, y la ciudad elegida para contar la historia Nueva York.

Del poco equipamiento extra utilizado para rodar High Flying Bird destaca una lente gran angular fabricada por Moondog Labs. A diferencia de Unsane, esta película ha sido estrenada mundialmente a través de la plataforma de vídeo en streaming Netflix, y no va a ser la única de este director que aparecerá en el servicio este año.

El filme trata sobre un agente deportivo interpretado por André Hollad que, durante un cierre patronal de la NBA, se interesa por hacer negocio con un joven talento del baloncesto.

Los Vengadores

Bueno, este puesto tiene algo de trampa. La taquillera película de Marvel Comics utilizó a lo largo de su filmación equipamiento profesional, pero no en todas las escenas. Su director fotográfico, Seamus McGarvey, contó en una entrevista para el Instituto de Televisión y Filmografía de Irlanda que varias tomas de la película fueron hechas con un iPhone de Apple.

Aunque no especificó qué modelo utilizó, teniendo en cuenta las fechas de grabación y estreno de la película se presupone que fue un iPhone 4. No hace falta ver la película para ver las escenas grabadas con este smartphone, sino que también se utilizaron en el trailer final.