Estos datos muestran que el Apple Car, tras años de desarrollo, es...

Estos datos muestran que el Apple Car, tras años de desarrollo, es un desastre

Compartir

Desde hace un tiempo, hemos podido saber que, dentro de la estrategia de Apple para un futuro “sin el iPhone”, encontraríamos dos pilares fundamentales para el crecimiento de la compañía: la realidad aumentada, y los coches. Del primero ya hemos podido ver algunos resultados, con la llegada de ARKit a los iPhone y iPad, y quizá el año que viene podamos ver por fin la llegada de las primeras gafas de RA de la compañía. Sin embargo, el segundo aún no está tan claro.

El llamado “Project Titan” lleva en desarrollo ya varios años, y a lo largo de todo este tiempo ha pasado por diferentes problemas que, de una forma o de otra, han acabado filtrados al público. En varias ocasiones, de hecho, hemos llegado a pensar que este proyecto ya no tenía ningún futuro, pero Apple sigue trabajando en ello sin parar, esperando que en el futuro pueda servir como ese pilar del que hablamos al principio. Aunque por el momento no tiene muy buena pinta.

En el estado de California, uno de los campos de pruebas de coches autónomos más importantes, las empresas de Silicon Valley se ven sometidas a los controles del gobierno para poder desarrollar sus programas de desarrollo. Una de las normas que están implantadas requiere de reportar la cantidad de veces que el conductor se ve obligado a tomar el control del vehículo por cada milla, y Apple parece que está sufriendo para dar un resultado decente.

Fuente: The Last Driver License Holder

En los datos publicados por el DMV de California, que han compartido desde 9to5Mac, Apple ha sido clasificado como el peor fabricante en este aspecto. El año pasado, registraron una media de 871,65 cambios a control manual por cada 1.000 millas de conducción, muy por encima de Waymo, compañía hermana de Google, que tan solo registró 0,09. Este dato nos da una pequeña idea del estado en el que se encuentra este proyecto de Apple que tantos recursos les está costando.

En el pasado, Apple ya habló de este tipo de medidas, e indicó que no contribuyen a esa importante labor de ganar la confianza del público en este tipo de sistemas* que todos los fabricantes tienen por delante. Sin embargo, es perfectamente normal que cualquier persona no confíe en estos vehículos, dado que según este dato ni siquiera los fabricantes confían en ellos. Algún motivo tendrán que tener, puede que sea una tontería, pero es suficiente para que no usemos un vehículo así, por muy futurista que sea.

En cualquier caso, hablamos de un proyecto realmente complicado, y si Apple tiene planeado llevarlo a buen puerto, definitivamente no será el año que viene, como parece que ocurrirá con otras de sus próximas apuestas. Tienen que estar completamente seguros de que se trata de un vehículo confiable, y tienen que hacer que nosotros, como consumidores, percibamos este hecho. En este caso, quizá sí que es cierto que cambiar este tipo de datos sería un comienzo realmente genial.

Además, tampoco les vendría mal compartir públicamente su intención de llevar a cabo este tipo de proyectos. La tecnología de los coches autónomos ya no es tan novedosa como hace unos años, y muchas de las compañías que están trabajando en ellos ya han desvelado su estrategia para su desarrollo. Apple, como siempre, parece preferir esperar hasta tenerlo todo listo para presentarlo, pero el gran inconveniente es que no se trata de un reloj ni de un teléfono.

Hablamos de un vehículo que nos tendrá que llevar cada día al trabajo, a la escuela, a la universidad, de viaje, o simplemente a comprar. Un objeto que podría poner en riesgo nuestra vida o la de otros con relativa facilidad. Sabemos que es muy probable que si dejamos de estar condicionados por los errores humanos en las carreteras nuestra experiencia en ellas será mucho mejor, pero también tenemos que verlo con nuestros propios ojos para creerlo.

Te puede interesar | Otro empleado es acusado de robarle a Apple ideas sobre el Apple Car

Al final, se trata de un futuro demasiado bonito, y esperamos, al menos por nuestra parte, que pueda llegar a ser cierto en algún momento. Y que Apple pueda formar parte de él con ese proyecto que tienen entre manos, aunque tengan que trabajar con otros fabricantes para poder llevarlo a cabo.