La app para comprar drogas que sigue disponible en la App Store

La app para comprar drogas que sigue disponible en la App Store

5 días después de descubrirse la tapadera, la aplicación sigue disponible en la tienda de aplicaciones

Compartir

Publicar una app en la App Store no es tan sencillo como parece. Apple lleva un estricto proceso de control para evitar que cierto tipos de aplicaciones aparezcan en la tienda. Esto provoca que, a veces, no haya tanta variedad como en Android, en el que podríamos descargar un cliente Torrent desde Google Play, pero a cambio ganamos en seguridad y que sean de mayor calidad.

Sin embargo, a veces se cuelan aplicaciones que no entrarían bajo ningún concepto según las normas de Apple. Por citar ejemplos, hace algunas semanas se descubrió una app de configuración de Alexa en los dispositivos Echo de Amazon que era falsa. También se destapó que algunos desarrolladores utilizaban sus certificados para emitir apps que promocionaban los juegos de apuestas y el contenido para adultos.

La mayoría de estas apps no duran mucho tiempo en la tienda de aplicaciones de Apple, pero algunas consiguen escaparse y rondar un poco más por ella. Es el caso de ‘Banana Plug’, una app aparentemente inofensiva que era utilizada para vender narcóticos.

Banana Plug, la app de la App Store para vender narcóticos

Universidad de California en Santa Cruz, ubicación en la que se utilizaba principalmente la aplicación

Collin Riley Howard, de 18 años y estudiante de la Universidad de California, en Santa Cruz, desarrolló una aplicación llamada Banana Plug que publicó en la App Store. Aunque simulaba ser un juego sencillo, en realidad se utilizaba para vender drogas y otro tipo de sustancias destinadas al contrabando entre los habitantes de la zona.

Acorde a la información proporcionada por Apple Insider, cuando más se utilizó la aplicación fue entre el 7 al 28 de noviembre de 2018. Al joven ya se le ha expedientado con cargos por intención de distribuir cocaína y metanfetamina.

La policía descubrió las verdaderas intenciones de la aplicación al ver varios carteles colgados en la universidad que promocionaban la aplicación. Un agente encubierto la utilizó para pedir marihuana o cocaína y, tras tres pedidos, uno de los cuales superior a los 5 gramos, Riley fue detenido el 15 de febrero antes de recibir el dinero del cuarto pedido.

Lo más curioso es que ya han pasado 5 días desde el arresto y la app todavía sigue disponible en la App Store, aunque es de esperar que ya no sirva para nada.