Razón 1.219 para pasarse a iOS: Android rompe las zapatillas inteligentes de...

Razón 1.219 para pasarse a iOS: Android rompe las zapatillas inteligentes de Nike

350 euros desperdiciados

Compartir

La tecnología ha cambiado, para bien o para mal, muchos aspectos de nuestra vida. En el del deporte y ejercicio físico encontramos una taza de ambas. Por una parte, es genial poder llevar un registro de las calorías perdidas, plan de entrenamiento y comidas; pero por otra parte, cuando no llevamos la pulsera cuantificadora, sentimos que todo el esfuerzo realizado no sirve de nada porque no queda registrado.

Nike es una de las marcas relacionadas con este mundo que han recibido con los brazos abiertos estos avances tecnológicos. Ofrece aplicaciones de entrenamiento totalmente gratuitas para los usuarios de iOS y Android con las que no necesitamos ir al gimnasio para estar en forma. Sin embargo, también ofrece otros productos como las Nike Adapt BB que nos hacen replantearnos hacia dónde se dirige el ser humano como especie.

Las Nike Adapt BB son unos zapatos deportivos que pueden ajustarse o aflojarse a través de una aplicación para smartphones. No tienen cordones físicos, por lo que dependen totalmente del teléfono móvil. Hay quien le encontrará el sentido a gastarse cientos de euros en ellos solo para decir que tiene un par de deportivas “inteligentes”, pero como todo lo smart tiene sus inconvenientes, y el de estas es que se pueden romper si se utilizan con Android.

No utilices las Nike Adapt BB con un smartphone Android: las romperás

Parece ser que varios de los propietarios de las Nike Adapt BB no podrán volver a controlarlas, al menos desde sus smartphones Android. Los usuarios con dispositivos que usen el sistema operativo de Google están informando de que la última actualización de software de la aplicación está defectuoso y rompe las zapatillas.

Según AppleInsider, las Nike Adapt BB fueron puestas a la venta el 16 de febrero y ya en su primera semana de vida requerían de una actualización de software para seguir funcionando correctamente. El problema es que la actualización las ha roto.

Los usuarios con la versión más reciente de la aplicación de Android ven que solo se conecta a un zapato y no al otro, y que no permite ajustarlo o aflojarlo. Además, hacer un reinicio forzoso, como Nike aconseja, tampoco soluciona el problema.

Por suerte, las deportivas disponen de botones físicos para manipularlas pero, ¿dónde está la gracia de pulsarlos?