Mis razones para elegir un iPad con conectividad 4G

Mis razones para elegir un iPad con conectividad 4G

Datos siempre ON.

Compartir

Soy usuario de iPad desde principios del año 2013, cuando adquirí un iPad mini que todavía sigue funcionando y con el cual mi hija se entretiene utilizándolo para ver vídeos e intercambiarse mensajes conmigo. Todo sin ningún cambio de batería, cosa que me sigue sorprendiendo tras 6 años de uso. Son varios los iPad que han pasado desde entonces por mis manos.

En el año 2015 ya compré uno con conectividad LTE, era un iPad Mini 2 que tuve que jubilar por una caída. Después llegó el iPad 2017 y ahora uso el 2018, todos han sido con conectividad 4G. En este artículo voy a exponer el por qué de esta razón que para mí se antoja como imprescindible.

iPad 4g

Te puede interesar | Qué dispositivos Apple tengo y por qué: iPhone X y AirPods

Mis razones para elegir un iPad 4G

Desde que vi las ventajas de este tipo de conectividad en un iPad no me planteo adquirir uno que tenga solamente Wi-Fi. Muchas personas pueden pensar que es una estupidez, cuando se pueden enlazar datos fácilmente con el iPhone y así disponer de internet en algún lugar donde no haya una red Wi-Fi. Sin embargo, hoy aporto otro punto de vista.

Razones prácticas

La diferencia entre un iPad 2018 solo Wi-Fi y uno con conectividad de datos es de 130 euros. No es una cifra pequeña precisamente, porque con ese dinero puedes adquirir bastantes accesorios. Sin embargo, nada mejor que tener la tranquilidad de poder utilizar la red siempre que quieras. No has de preocuparte en sacar el iPhone, darle a “Compartir internet” y ya está. Hay veces que por alguna extraña razón, cuesta mucho que esta conexión funcione. Es algo que me ha pasado en alguna ocasión hasta con el MacBook. Sí, se termina solucionado, aunque da mucha rabia.

Pero no es solo eso, la velocidad que se consigue con la navegación en este sistema es bastante buena, superior a la de muchas redes Wi-Fi. Por mi tipo de actividad, suelo llevar el ordenador y el iPad siempre conmigo en una mochila. A veces aprovecho la tranquilidad de un parque para escribir o navegar, o puedo tomar un café mientras lo hago. Las redes de los lugares públicos van bien cuando quieren, y no me gusta ir pidiendo las claves a los camareros. Con la conectividad 4G no he de preocuparme de ello. La seguridad de los datos con respecto a las redes públicas es otro extra. ¿Recuerdas cuándo hablábamos de los VPN?

Tener datos no es tan caro

Hay multitud de operadores móviles que tienen tarifas prepago con datos muy económicas, puedes tener un par de gigas por menos de 15 euros al mes. En mi caso llevo una tarjeta con 12 GB, que jamás termino de gastar y que mi operador me incluye “como regalo” en mi tarifa del internet de casa. Como es un tarifa móvil asociada a un número que no voy a utilizar para llamar, ya que tengo mi número personal desde hace años, pues gasto los datos en el iPad y me sale la jugada redonda.

Esa cantidad de GB me podría dar para ver alguna peli si me encuentro de viaje y no hay una Wi-Fi a mano, pero no es el caso. Con 12 GB tengo más que de sobra para escribir, consultar la prensa y redes sociales. Paradójicamente, no es que tenga necesidad de estar en permanente conexión, de hecho hay veces que dejo los cacharros y el iPhone deliberadamente en casa por liberarme, pero no todas las Wi-Fi funcionan bien siempre.

Visión de futuro

Reconozco que me gusta ir cambiando de dispositivo, de hecho pasé del iPad 2017 al 2018 cuando el primero no tenia ni un año. Y para qué mentir, los dispositivos con conectividad 4G son bastante golosos a la hora de ser vendidos. Tienen ese extra que muchas personas buscan, por lo que si ya un iPad, o cualquier producto Apple, se vende muy bien, uno de estas características más todavía. Recuerda, aprende aquí a comprar de segunda mano.

Ahora tengo en el punto de vista el iPad Pro, aunque creo que mi iPad actual todavía tiene bastante recorrido por delante. Apple desarrolló un concepto muy bueno con su modelo 2017 y lo remató con el 2018 dándole compatibilidad con el Apple Pencil.

Así que si tienes en mente adquirir un iPad, espero haberte orientado sobre el modelo LTE. Para mí son todo ventajas y la diferencia de precio con respecto al modelo solo Wi-Fi se ve compensada por la comodidad de un permanente conexión.