El «hackeador» de iPhones del FBI puede comprarse en eBay por unos cientos de dólares

    Estas máquinas suelen tener un precio de 6 mil dólares

    Los dispositivos de Apple pueden presumir de ser más seguros que muchos de la competencia. Esto es gracias a su ecosistema cerrado, que no permite que sus usuarios lo manipulen y personalicen instalando apps y ajustes no aprobados por la compañía, además de las constantes actualizaciones para solucionar errores y tapar agujeros.

    Muchos criminales optan por utilizar el iPhone de Apple por su alto grado de privacidad y seguridad. Fuerzas de seguridad como el FBI han tenido problemas para desbloquear los teléfonos móviles de estas personas, hasta el punto de criticar a Apple por hacer sus dispositivos «impenetrables».

    Hay empresas que se dedican a desarrollar herramientas para acceder a dispositivos electrónicos bloqueados con códigos numéricos, huella dactilar o reconocimiento facial. Esas máquinas de miles de dólares solo están al alcance de unos pocos, principalmente de servicios de seguridad. Sin embargo, están empezando a aparecer por eBay por precios irrisorios de 100 dólares.

    Comprar herramientas de hackeo de smartphones ya están al alcance de todos

    Cellebrite es una empresa especializada en el desarrollo de herramientas para la extracción de datos de dispositivos electrónicos. Se cree que es la que ayudó al FBI a desbloquear varios iPhone como el del atentado de San Bernardino.

    Según Thomas Brewster, de Forbes, estas herramientas se están empezando a comercializar en sitios de compraventa como eBay desde 100 hasta mil dólares. El precio habitual de este equipamiento suele ser de 6 mil dólares, por lo que es una gran diferencia de valor.

    Mucho de este equipamiento, en un principio, solo está accesible para un grupo muy reducido de personas. No obstante, parece que algunos policías pueden usarlas. Serían estos últimos los que pondrían a la venta dispositivos como el Cellebrite UFED.

    Además, muchas máquinas de esta clase almacenan información de los dispositivos de los que han extraído datos y, por ende, manejan información muy confidencial que no suele eliminarse antes de venderse.

    El problema de que estos dispositivos se comercialicen en páginas como eBay, sin importar su precio de venta, es que cualquiera con el dinero necesario puede hacerse con ellos y utilizarse para fines muy poco éticos.