Mentir a Steve Jobs era, literalmente, jugarse el puesto como empleado de...

Mentir a Steve Jobs era, literalmente, jugarse el puesto como empleado de Apple

Compartir

Guy Kawasaki, antiguo empleado de Apple que tuvo la suerte de trabajar con Steve Jobs, ha hablado en una curiosa entrevista con la CNBC. Ha asegurado que trabajar en la compañía por aquel entonces llegó a ser incluso aterrador.

Sin embargo, Kawasaki afirmaba que mereció la pena cada segundo de su estancia en Apple como empleado.

“Trabajar bajo las órdenes de Steve Jobs a veces era desagradable, y siempre aterrador.”

Te puede interesar | The (R)evolution of Steve Jobs: una ópera sobre el cofundador de Apple

Una anécdota muy curiosa sobre Steve Jobs

Guy Kawasaki estuvo trabajando en Apple en dos periodos diferentes. La primera vez permaneció en la compañía entre 1983 y 1987. Más tarde volvió en 1995 hasta 1997. Durante ese tiempo, acumuló anécdotas muy curiosas como la que vamos a narrar a continuación.

Un buen día, Steve Jobs se presentó en el cubículo de Guy Kawasaki junto a un hombre que no conocía. El por aquel entonces CEO de Apple no llegó a presentar a aquel misterioso hombre, algo que Kawasaki razonaba a que el cofundador “nunca se alargaba en las sutilezas sociales”.

Steve Jobs le preguntó:

  • “¿Qué opinas sobre una compañía llamada Knoware?”

El bueno de Kawasaki únicamente tenía dos opciones: dar una respuesta neutral o simplemente decir la verdad.

Optó por decir la verdad:

  • “Los productos de Knoware son mediocres, aburridos y simplistas.”

Tras su respuesta, Steve Jobs presentó al misterioso hombre que le acompañaba:

  • “Quiero que conozcas al CEO de Knoware, Archie McGill.”

Mientras estrechaban sus manos, en una situación un tanto incómoda imagino, Steve Jobs indicó:

  • “¿Ves? Es justo lo que te decía.”

Según el propio Guy Kawasaki, si hubiera mentido u ocultado la verdad, habría sido posible que Steve Jobs lo despidiera ese mismo día. Probablemente estaban en medio de negociaciones para que Knoware aprovechara el hardware avanzado del Mac.

Si bien es cierto que con la llegada de Tim Cook al puesto de CEO en Apple ha implicado un ambiente de trabajo más relajado y ameno, también ha significado un empeoramiento en la calidad de sus productos. Los empleados ya no están sometidos a la intensa presión de Steve Jobs, pero esa presión los hacía crecer y superarse a niveles estratosféricos en el ámbito profesional.