Xiaomi, cada vez más cerca de Apple: también subirá los precios de...

Xiaomi, cada vez más cerca de Apple: también subirá los precios de sus móviles

Copiando lo peor de Apple: los precios

Compartir

En los últimos años hay un contendiente que se ha afianzado en el complejo mundo de los smartphones y amenaza el podio formado por Samsung, Apple y Huawei. Xiaomi se ha convertido en la marca con mejor relación calidad/precio del mercado y sus smartphones, tanto de gama alta como de gama baja, son verdaderamente asequibles.

Sin embargo esta estrategia hace que la marca apenas gane dinero con cada smartphone que vende, lo que hacía insostenible la situación. Xiaomi ha conseguido expandirse a base de tener un buen producto a un precio de escándalo, pero eso pronto terminará. Tal y como nos cuentas nuestros compañeros de Andro4all, Xiaomi va a comenzar a subir el precio de sus próximos smartphones.

Xiaomi copia lo peor de Apple

Lei Jun, cofundador y CEO de Xiaomi, ha sido el encargado de dar la noticia confirmando que sus próximos teléfonos inteligentes aumentarán un poco su precio. Al parecer la compañía tiene diversos motivos, entre los que se encuentran que quieren “dejar atrás su reputación de fabricar hardware barato”. Además quieren “invertir más y hacer mejores productos” y para hacerlo deben incrementar el precio.

De esta forma Xiaomi sigue la estela de Apple, de nuevo. Si quieres crear dispositivos únicos es necesario gastar una gran cantidad en investigación y desarrollo, un sobreprecio que afecta a los dispositivos que fabricas.

El último smartphone de Xiaomi, el Mi 9, cuenta con las mismas especificaciones que los últimos Samsung Galaxy S10, pero cuesta la mitad, solo 449 euros. Lei Jun ha apuntado que el Xiomi Mi 9 “podría ser el último gama alta con un precio por debajo de los 450 euros”.

Veremos cuánto sube Xiaomi sus precios ya que existe la opción de quedar eclipsados por otros, como Apple. El iPhone XR suele estar en oferta por precios cercanos a los 700 euros. Si subes mucho los precios es posible que los usuarios prefieran pagar 100-150 euros más y comprar un iPhone.