Apple se posiciona del lado de los compositores en contra de Spotify,...

Apple se posiciona del lado de los compositores en contra de Spotify, Amazon y Google

Compartir

Tanto Spotify como Google, Pandora y Amazon, han solicitado a la CRB (Copyright Royalty Board) que no incrementen los pagos a los compositores de música.

Apple, por supuesto, se ha negado.

La CRB tiene planeado subir las tarifas que cobran los compositores en las plataformas de música hasta un 44 %.

Te puede interesar | Este nuevo reproductor online de Apple Music parece diseñado por la propia Apple

Apple es la única compañía que respeta a los compositores

En un comunicado publicado recientemente Spotify, Google, Pandora y Amazon se han unido para apelar a la nueva propuesta de la CRB para impedir que los compositores cobren más dinero. Según estas compañías, que operan los mayores servicios de música en streaming del mundo, esta decisión perjudicaría las licencias de música y a los dueños de copyright.

“La CRB, en una decisión dividida, recientemente emitió las tasas estatutarias mecánicas de Estados Unidos. De tal forma que plantea serias y sustanciales preocupaciones procesales. Si la decisión sigue su curso, perjudicará tanto a los licenciatarios de música como a los propietarios de los derechos de autor. Como consecuencia, solicitamos a la Corte de Apelaciones de los Estados Unidos del Circuito D.C. que revise esta decisión.”

Como adelantábamos recientemente, Apple se niega a unirse a las otras compañías de servicios de música en streaming y no apelará a esta decisión. Las organizaciones de compositores han estado halagando a Apple mientras condenaban a los otros servicios de música en streaming.

Por otra parte David Israelite, CEO de la asociación de Publicadores de Música Nacional, ha querido criticar la apelación de Spotify, Pandora, Google y Amazon con unas sabias palabras:

“Son abusones de tecnología que no respetan ni valoran a los compositores, quienes hacen posible sus negocios.”

Del mismo modo, David Israelite agradeció a Apple no unirse a la apelación y por “continuar siendo un amigo para los compositores”.