El funcionamiento de las gafas de realidad aumentada será como en Apple...

El funcionamiento de las gafas de realidad aumentada será como en Apple Watch, necesitarás un iPhone

Compartir

Los rumores sobre el lanzamiento de unas gafas de realidad aumentada a partir del año 2020 siguen circulando por la red. A estas alturas Apple ya debe de tener varios prototipos de diseño preparados, pero seguramente todavía quede el trabajo más duro: desarrollar su software y prestaciones de hardware.

Tal y como indicábamos recientemente, las gafas de realidad aumentada de Apple comenzarán a fabricarse a finales de 2019. Además, Ming-Chi Kuo adelantó que necesitaremos un iPhone para aprovechar todas sus funciones. Pero… ¿cómo funcionará?

Te puede interesar | Las gafas de realidad aumentada de Apple se ajustarían solas a tu cabeza

¿Cómo funcionará la dependencia de las gafas de realidad aumentada con el iPhone?

Freelancer/Kervin Tuazon

La primera generación de gafas de realidad aumentada de Apple tendrán una gran dependencia con el iPhone. Se trata de una estrategia de marketing muy utilizada en el ecosistema de la compañía de la manzana mordida. Ya lo vimos con el Apple Watch, y lo volvimos a ver con el HomePod.

Parece ser que necesitaremos sincronizar las gafas de realidad aumentada con el iPhone con el fin de aprovechar al máximo todas sus funciones. Según nos informan desde iDropnews, es posible que el iPhone funcione como una base de operaciones para las gafas, ofreciendo poder de procesamiento, conectividad de redes e incluso geolocalización.

Básicamente, esto dejaría a las gafas como una simple pantalla externa para conocer todos los detalles que nos proporcionaría el iPhone. ¿Y cómo funcionará este sistema?

Las gafas AR de Apple podrían funcionar perfectamente de la misma forma en la que lo hace CarPlay, simplemente como una pantalla secundaria para el iPhone que nos brinda información de manera optimizada y adaptada a otras condiciones.

Sin embargo, es reseñable mencionar que Apple creará su propio sistema operativo “rOS” para las gafas de realidad aumentada. Esto nos deja entrever que NO SIEMPRE necesitaremos tener el iPhone cerca para aprovechar sus prestaciones.