El reconocimiento facial del Samsung Galaxy S10 se salta con un simple...

El reconocimiento facial del Samsung Galaxy S10 se salta con un simple vídeo

Vaya desastre....

Compartir

Samsung ha decidido tomar una linea completamente diferente a la de Apple en los últimos años. Cuando Apple lanzó el iPhone X lo hizo con un avanzado sistema de reconocimiento facial que los expertos aseguraban que estaba dos años por delante del resto de la industria, y no mentían.

Tras el iPhone X Samsung ha presentado dos dispositivos Galaxy S y ninguno de ellos con un sistema de reconocimiento facial a la altura. Esto es algo que puede no importar demasiado, al fin y al cabo tienen reconocimiento de huellas, pero no se puede obviar si supone un grave fallo de seguridad.

Los últimos Samsung Galaxy S10 sí cuentan con reconocimiento facial, no es tan avanzado como el de Apple y por ese motivo se salta con un simple vídeo de tu cara.

El reconocimiento facial del Samsung Galaxy S10 es un desastre

Ya hay varios vídeos circulando por YouTube en los que se muestra este terrible fallo de seguridad del último smartphone de Samsung y que de nuevo demuestra la gran diferencia que hay entre la compañía coreana y Apple.

El reconocimiento facial que Samsung incluye en sus Galaxy S10 se salta con un pequeño vídeo de tu cara, algo que no es difícil de conseguir en un mundo dominado por las redes sociales. Parece que Samsung simplemente ha puesto este reconocimiento facial para decir que lo tienen, pero no han invertido mucho en comprobar si de verdad es seguro para sus usuarios.

Alguien que no lo sepa puede utilizar este desbloqueo facial en su nuevo Samsung Galaxy S10 creyendo que su dispositivo es tan seguro como un iPhone, pero no es así. Es un grave fallo que no debería permitirse, si la tecnología no es segura no la incluyas entre tus opciones.

De nuevo se demuestra la distancia entre Apple y Samsung. Los californianos nunca lanzarían una tecnología sin acabar y que funciona mal al mercado y, sobre todo, no jugarían con la seguridad de sus usuarios de forma totalmente deliberada. De igual forma que sucede con los smartphones flexibles, Apple no lo hará hasta que realmente sea útil y la tecnología no de problemas.