Por esta razón debes usar ya servicios en la nube

Por esta razón debes usar ya servicios en la nube

Momento de pensar.

Compartir

Una de nuestras peores pesadillas puede ser la de perder nuestro móvil, no importa la marca. Al ser un elemento de uso diario y constante nos encontramos con un enorme vacío. Parece que al perderlo, algo de nosotros se va con él. Las denuncias por pérdidas y robos de estos dispositivos se producen a diario, y su volumen es mayor en ciudades grandes.

Hoy nos hacemos eco de un cartel que ha aparecido en Barcelona, que cuando menos llama la atención. Una persona ofrece 500 euros de recompensa en efectivo a quien encuentre su Samsung Galaxy S7, al cual perdió de vista el 7 de marzo. ¿500 euros de recompensa por un dispositivo que ya tiene unos años? Vayamos a ver por qué.

Te puede interesar | 15 accesorios para iPhone para regalar el Día del Padre

Una historia para la reflexión

El motivo por el cual se ofrece una recompensa tan elevada, recordar que 500 euros son 567 dólares o casi 11.000 pesos mexicanos, no es otro que en él se encuentran gran parte de las fotos de la hija de su propietario. 9 meses de fotos de una niña de 4 años de edad. Algo demasiado doloroso de perder, no cabe duda.

En el cartel del anuncio, el propietario afirma que “la copia de seguridad no funcionó”, por lo que no tiene la posibilidad de recuperar esas fotos, a no ser que la persona que lo tenga decida apelar a su buen corazón. Aquí hay bastantes cosas para la reflexión, vayamos por partes.

El móvil como cámara

A no ser que tengamos afición verdadera por la fotografía o seamos profesionales de la misma, con la cámara del móvil nos bastamos la mayoría de personas. Nunca ha sido tan sencillo capturar todos esos momentos especiales o triviales. Y como esa trivialidad nos aporta de manera inconsciente cierta seguridad, olvidamos comprobar que nuestros datos estén a salvo. Recordemos, “la copia de seguridad no funcionó”.

Por mi trabajo como editor suelo andar cotilleando en los teléfonos de muchas personas, que me piden que les solucione algún problema o haga alguna cosa, y suelo ver algo muy característico, la tendencia a acumular miles y miles de fotos. Las consecuencias están a la vista, sin espacio para hacer otras cosas y lamentos en caso de pérdida. Huelga decir, que en la mayoría de estos casos, esta personas confían solamente en su capacidad para tener el móvil controlado, es decir, no hay copia de seguridad que valga.

Filosofando, que es gerundio

Mi pregunta es siempre la misma, ¿para qué necesitas llevar encima toda tu fototeca? ¿son tan importantes las fotos de tus vacaciones del verano pasado? ¿no estarían mejor en otro sitio? ¿qué pasará si pierdes el teléfono? Normalmente la respuesta se limita a un abrir enorme de cejas, poco más.

No consigo entender qué puede llevar a una persona a cargar con todo ese material encima. ¿Dejadez? ¿Desconocimiento? ¿Confianza? Buena prueba de ello es que los fabricantes cada vez aumentan más la capacidad de las memorias. Tenemos dispositivos ya de 1 TB, es decir, 1.000 GB. Y creo que hay personas a las que esto les puede resultar hasta insuficiente.

¿Cómo evitar este tipo de desastres?

Nadie estamos a salvo de perder nuestro teléfono, de sufrir un robo o que se nos caiga por un barranco haciendo senderismo. La solución pasa por confiar sí o sí por un servicio de almacenamiento en la nube. Los hay a cientos, suelen tener buenos planes de precios y la seguridad de que tus datos están a salvo. Tras haber probado muchos, me decanto por dos de ellos, iCloud para la copia de seguridad del teléfono y Google Fotos para mis instantáneas.

Del primero no comento mucho, pago 99 céntimos de euro al mes por 50 GB, aunque debiera ser gratuito para los propietarios de un dispositivo Apple. Solo dan 5GB gratis, que es irrisorio. Sin embargo, Google Fotos permite tener todas tu tomas a máxima calidad, sin limitaciones de espacio y se sincroniza de forma automática con tu dispositivo. Foto que haces, foto que se sube. Entonces, ¿por qué arriesgarse a seguir perdiéndolas? Creo que nunca ha sido tan sencillo guardarlas.

A modo de recapitulación, es ahora absurdo decirle a ese propietario que debería haber instalado Google Fotos o algo similar. Solo desearle que su móvil vuelva a aparecer. Y a los demás, que esto nos pueda servir de toque de atención, no te la juegues ni cargues tu fototeca en tu dispositivo siempre. Mejor tenerla en la nube, aparte de un ordenador, y evitar lamentos futuros.