El iPhone XS pierde un test de velocidad contra el Samsung Galaxy...

El iPhone XS pierde un test de velocidad contra el Samsung Galaxy S10 (por culpa de Microsoft)

Apple, te han superado

Compartir

Cada vez que sale un nuevo dispositivo Android al mercado se le compara con el iPhone. El dispositivo de Apple se ha convertido en el referente de la industria, sobre todo a nivel de rendimiento. Hasta ahora nadie había sido capaz de batir al iPhone en un test de velocidad de uso, a pesar de que los dispositivos Android suelen salir después del iPhone.

No había pasado, hasta ahora. El nuevo Samsung Galaxy S10 ha conseguido batir al iPhone XS en una prueba de rapidez que seguro has visto antes. Consiste en abrir y cerrar aplicaciones y ver que dispositivo lo hace más rápido. Hay dos rondas, una en la que las apps se abren por primera vez y una segunda vuelta en la que se abren por segunda vez. En esta última es en donde el iPhone XS ha perdido, y la culpa es de las aplicaciones de Microsoft.

El Samsung Galaxy S10 supera en velocidad al iPhone XS

Los benchmark ya demostraban que este año los dispositivos de Samsung se habían acercado mucho al iPhone XS de Apple, sin embargo aún seguían por detrás. A pesar de ello, otros elementos como la memoria RAM le ha servido al Galaxy S10 para ser más rápido que el iPhone XS abriendo apps.

Te puede interesar | El reconocimiento facial del Samsung Galaxy S10 se salta con un simple vídeo

Como se puede apreciar en el vídeo, la primera vuelta la gana el iPhone XS. Digamos que en esta primera vuelta la velocidad del procesador y el sistema operativo son lo más importante. Ambos dispositivos se comportan de forma excelente, aunque el iPhone XS resulta ganador por unos segundos.

Sin embargo esto no sucede en la segunda vuelta, cuando se reabren las aplicaciones de nuevo. En este caso la memoria RAM es mucho más importante y el Samsung Galaxy S10 cuenta con el doble de memoria RAM que el iPhone XS. El iPhone iba muy bien en esta segunda vuelta hasta que ha llegado a las apps de Microsoft, tanto Excel como Word han tardado demasiado en abrirse y han coronado al Samsung Galaxy S10 como ganador.