El padre del Macintosh envió una dura carta a Apple quejándose de...

El padre del Macintosh envió una dura carta a Apple quejándose de Steve Jobs

Steve entraba en conflicto rápidamente

Compartir

El proyecto del Macintosh supuso un antes y un después en el mundo de los ordenadores personales. Es cierto que el dispositivo no tuvo el éxito que se esperaba, y se merecía, pero sentó las bases del futuro. El Macintosh llegó con una gran innovación que pronto todos siguieron: una interfaz gráfica que se utilizaba con un ratón.

Steve Jobs estuvo a cargo del proyecto del Macintosh después de que le echaran de su otro gran proyecto, el Lisa. Sin embargo el Macintosh llevaba ya dos años en proyecto y a su cargo estaba Jeff Raskin, empleado número 31 de Apple. Jeff tuvo que sufrir en persona como Steve se adueñaba de su proyecto y lo cambiaba casi por completo, debido a eso se quejó a la compañía en una carta.

Steve Jobs y Jeff Raskin no terminaron de llevarse bien

Según hemos podido saber, la relación entre ambos siempre fue complicada. Jeff Raskin inició el proyecto del Macintosh bajo una premisa: conseguir un ordenador personal barato que no superara los 500 dólares para que pudiera llegar a cualquier hogar.

De izquierda a derecha: Mike Scott, Steve Jobs, Jeff Raskin, Chris Espinosa y Steve Wozniak

La mentalidad de Steve Jobs no le permitía hacer un mal dispositivo y insistía una y otra vez en que debían hacer el mejor ordenador posible sin tener en cuenta el precio. Una filosofía que ha continuado en Apple hasta el día de hoy. Esta idea de Steve era completamente opuesta a la de Jeff, que no quería salirse del precio marcado de los 500 dólares.

Otra idea en la que chocaron fue con el ratón. Steve se empeñó en que el Macintosh debía tener un ratón, que ese tipo de experiencia de usuario era el futuro. Sin embargo Raskin no lo veía así, insistía en que eso solo despistaría a los usuarios. No hace falta decir quien ganó la batalla, además Jobs tenia razón y el ratón se ha convertido en algo esencial en los ordenadores hasta nuestros días.

Después de muchas discusiones, Jeff se hartó del control que estaba tomando Jobs del proyecto y envió una carta a Mike Scott, CEO por aquel entonces de Apple, con una lista de quejas sobre Jobs:

  1. Jobs no asiste a sus citas.
  2. Actúa sin pensar y con mal juicio.
  3. No da crédito a los demás cuando se lo merecen.
  4. Steve Jobs reacciona a menudo ad hominen.
  5. Toma decisiones absurdas y derrochadoras, tratando de ser paternal.
  6. Interrumpe y no escucha.
  7. No cumple promesas ni compromisos.
  8. Toma decisiones aprovechándose de su cargo.
  9. Tiene unas estimaciones demasiado optimistas.
  10. Es a menudo irresponsable y también desconsiderado.
  11. Jobs es un mal gestor de proyectos de software.

Sin embargo en Apple no se tomaron muy en serio la carta de Jeff que terminó abandonando la compañía en 1982, dos años antes del lanzamiento oficial del Macintosh en 1984. Al menos Jeff pudo crear su ordenador soñado ya que después de salir de Apple fundó su propia empresa y el Canon Cat, su ordenador ideal.