La próxima generación de Touch ID podría funcionar en el Apple Watch

La próxima generación de Touch ID podría funcionar en el Apple Watch

Llevan investigando desde 2013 usarlo bajo las pantallas de los iPhone y otros dispositivos

Compartir

El Apple Watch es un dispositivo que siempre llevamos con nosotros, sujeto en la muñeca, a no ser que nos lo quitemos para recargar su batería. Puede ser este el motivo por el que no se precisa añadir sistemas de seguridad más exigentes. Desde que salió la primera generación a la venta el 16 de abril, el código numérico es la única barrera que lo protege de que individuos ajenos accedan a él para manipularlo.

Esto, sin embargo, no deja de ser curioso. Apple dispone de dos sistemas de seguridad: Face ID y Touch ID. El primero utiliza el reconocimiento facial y se implementa en los iPhone y iPad más recientes y caros, mientras que el segundo es el lector de huella dactilar “de toda la vida”. Aunque durante mucho tiempo se rumoreó con que Apple acabaría incluyendo ambos en los iPhone finalmente no fue así. No obstante, sigue investigando cómo incluir el Touch ID bajo las pantallas de los dispositivos.

Un grado de protección extra para el Apple Watch gracias al Touch ID

Image and video hosting by TinyPic

La Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos ha recibido una nueva solicitud de registro de patente de Apple sobre el Touch ID. Al parecer, la próxima generación del lector de huellas dactilar de los de Cupertino podría funcionar, por fin, bajo las pantallas de los iPhone, iPad e, incluso, Apple Watch.

Según Patently Apple, los californianos llevan desde 2013 trabajando en esto y, desde entonces, han registrado varias patentes describiendo su funcionamiento.

Image and video hosting by TinyPic

El esquema muestra una capa de cubierta dieléctrica con una superficie capaz de detectar los dedos y, al menos, un sensor de imagen óptico. Funcionaría especialmente en dispositivos con pantallas OLED, lo que concuerda con la intención de Apple de utilizar este tipo de paneles en todos sus smartphones (el Apple Watch ya lo tiene).

Si la investigación llega a buen puerto, la compañía podría implementar tanto el Touch ID como el Face ID, ofreciendo a los usuarios la posibilidad de utilizar ambos si así lo quisieran. Un grado de protección extra nunca viene mal.